Fuente: ABC

El acuerdo alcanzado por el PSOE y Ciudadanos contemplará una modificación del artículo 135 de la Constitución para que se blinden también los derechos sociales con garantía presupuestaria y pasar a considerar la sanidad como un derecho fundamental.

El contenido del acuerdo todavía se estaba cerrando a estas horas de la tarde, pero desde Ciudadanos se trasladaba «mucha satisfacción» por el contenido del acuerdo. En materia laboral el acuerdo contemplará algunos de los principios del contrato único «para combatir la dualidad y la temporalidad». Por otro lado, el pacto va a incorporar una propuesta muy similar al complemento salarial que proponía Ciudadanos, pero con una partida económica destinada a la exclusión social y a la pobreza infantil.

El acuerdo contemplará iniciar un proceso de reforma del Senado para limitar sus competencias a las meramente territoriales y reducir sus miembros a entorno a unos 80. Caminando así al modelo del Bundesrat alemán. Esta medida se une a la ya aceptada de eliminar las diputaciones provinciales, que se incluiría en la reforma exprés de la Constitución que hoy Albert Rivera le planteó a Pedro Sánchez por la mañana y que éste aceptó.

Además, en materia fiscal se ha acordado que no se subirá el IRPF. Fuentes conocedoras de la negociación aseguran que «existe un compromiso para que la clase media trabajadora no pague más impuestos». No existirán modificaciones en el IVA, aunque sí se bajará el gravamen que afecta a los productos culturales, que pasarán al tipo reducido del 10%.

Ciudadanos reunirá mañana a su Ejecutiva para plantear un cambio en la dirección de su voto para pasar a votar «sí» a la investidura de Pedro Sánchez porque el acuerdo es muy satisfactorio. De hecho, José Manuel Villegas, número dos del partido ha asegurado que estiman que en ese acuerdo podrían estar recogidas más de 100 reformas planteadas por su partido y entre el 70% y el 80% de sus exigencias, justo el listón que Rivera había asegurado que sería necesario para alcanzar un «gran acuerdo» y plantear entrar en un Gobierno de Pedro Sánchez.

También se ha acordado una reforma del impuesto de sociedades para suprimir deducciones y beneficios fiscales. «Las grandes empresas van a pagar más», aseguran fuentes de la negociación. Una reforma que creen que podría llevar a recaudar 25.000 millones de euros sin modificar los tipos.

En fiscalidad verde se incluirá una modificación para sustituir el impuesto de matriculaciones por un impuesto sobre las emisiones contaminantes. Una medida que reconocen no tendrá un impacto recaudatorio positivo pero que se hace por cuestiones medioambientales.

El acuerdo también va a contemplar que los beneficiados por la amnistía fiscal, que según el decreto ley debían pagar un 10% pero que el gravamen medio fue solo de un 3% que recaudó 1.200 millones de euros de los 40.000 millones de euros. El pacto entre PSOE y Ciudadanos incluirá el compromiso para recuadar el 7% restante por valorar de 2.800 millones de euros.