Fuente: El País

El Gobierno valenciano realizará una “redistribución” de impuestos que dará como resultado “rendimientos fiscales” para la Administración autonómica, ha anunciado este lunes el consejero de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler. Ello significa que habrá una subida de tributos, aunque no será general y en algún caso se producirá incluso una bajada. El objetivo de la reforma de la Generalitat será crear un sistemá más “redistributivo”.

El cambio se introducirá en la próxima Ley de Presupuestos de la Generalitat, ha indicado Soler. El consejero no ha ofrecido más detalles, aunque sí ha afirmado que las modificaciones deberían ser transitorias, ya que en su opinión debe producirse una “armonización” en el conjunto del sistema tributaria español, paralelo a la reforma del modelo de financiación autonómica.

Soler ha hecho las declaraciones en el acto en que ha recibido el apoyo del Consejo General de Economistas de España en su petición de cambiar el sistema de financiación. Los economistas, en un informe presentado “en primicia” a la Generalitat, concluye que el actual modelo presenta graves deficiencias y que la Comunidad Valenciana es la peor parada, hallándose en una situación de “infrafinanciación”, ha explicado el responsable del Consejo General y decano del colegio oficial de Valencia, Juan Manuel Pérez Mina.

El consejero y el decano han calificado el modelo de “poco transparente y complejo”. Y han apostado por otro más simple que tenga como elemento básico la financiación por habitante.

El modelo debería igualmente, han dicho Soler y Mina, garantizar los fondos necesarios para sostener unos servicios públicos fundamentales en toda España, independientemente de la autonomía de que se trate. El consejero ha insistido en el mensaje de que la financiación vigente no basta para que la Generalitat pague la educación, la sanidad y la dependencia, “no hablemos ya de infraestructuras o de políticas para pymes”, lo que conduce a la actual espiral de endeudamiento