Fuente: CB24

La necesidad de solicitar préstamos para este 2014, obliga al Gobierno de El Salvador a indurrir en una deuda superior a la del año pasado.

El informe revela que el pais deberá elevar su financiamiento en $200,000 millones más de lo adeudado en el 2013, lo cual provoca que el país deba solventar y enfrentar un deficit fiscal que asciende los $1,000 millones, un 3, 8% del producto interno bruto.

Además el estado debera cancelar $600 millones por las letras del tesoro, estas son valores negociables que emite el ministerio de hacienda para subsanar deficiencias temporales de la caja del tesoro publico.

El informe apunta que la tercera reforma tributaria podría afectar la economía del país, aunque se descarta que El Salvador entre en una recesión, se advierte que las tasas de crecimiento serán preocupantes, ya que se mantendrán por debajo del 2%.