Fuente: El Mundo España

La batalla entre el sector del taxi y las compañías que prestan servicios de alquiler de coche con conductor como Cabify y Uber continúa enconada. Mañana los taxistas han convocado un paro en toda España para protestar por “la competencia desleal” de las VTC. Los representantes de la Confederación de Taxistas Autónomos de España, la Federación Profesional del Taxi de Madrid, la mesa estatal del Taxi y la Federación Élite Taxi España se unirán en esta manifestación para exigir al Ministerio de Fomento soluciones ante la concesión indiscriminada de autorizaciones de transporte de vehículos de alquiler con conductor.
Igualdad de condiciones

Ante esta acusación de competencia desleal, Unauto, la la mayor asociación de vehículos de alquiler con conductor, advierte a las administraciones de “la necesidad de equiparar y armonizar el pago de impuestos en el sector del transporte de viajeros hasta nueve plazas en España”.

Porque según Unauto, “Gracias a la tributación por módulos, el sector del taxi es de los que menos impuestos paga en España”.

Los taxistas se acogen al régimen fiscal de estimación objetiva, la llamada tributación por módulos, mientras que los autónomos titulares de licencia VTC que trabajan para empresas como Cabify y Uber, deben tributar por el sistema de estimación directa.

Unauto pone un ejemplo de fiscalidad para un propietario licencia de taxi en Madrid que tribute por Módulos por el que pagaría 916 euros de impuestos si realizara 60.000 kilómetros de trayectos. Mientras un propietario de una licencia VTC, por los mismos kilómetros, 8.860,23 euros.

Según Eduardo Martín, presidente de Unauto, “el taxi y la VTC tienen el mismo epígrafe fiscal (721,2) y la misma naturaleza de Servicio al Público. No parece justo que tengan un sistema de tributación tan extremadamente desigual”.
IVA reducido al 10% y habitualidad

Por su parte, el sector del taxi exige la eliminación de las ventajas fiscales para los VTC, con el IVA reducido del 10%, la supresión de la ‘habituabilidad’ que les permite operar fuera del territorio, una identificación homogénea de los VTC y que se prohíba la especulación con la compraventa de licencias VTC.

Las licencias VTC son expedidas por cada Comunidad Autónoma, mientras que las licencias de taxi son locales. También hay que tener en cuenta que las reclamaciones del sector del taxi van más en contra de las propias empresas operadoras, Cabify o Uber, que serían las que tributan a un IVA reducido.

El taxi también reclama el respeto de la legislación actual por la que debería haber una licencia de vehículo de alquiler con conductor, VTC, por cada 30 taxis. Si bien, en Madrid operan 4 veces más vehículos de Uber y Cabify de lo que permite la ley, según explican desde las federaciones de taxitas.