Fuente: La Nación

La Cámara de Comercio de Panamá, el principal gremio empresarial del país, consideró este domingo injusta y arbitraria la permanencia en la lista francesa de paraísos fiscales porque París considera insuficientes los avances panameños en transparencia fiscal.

“Se trata de una injusticia puesto que las autoridades despliegan desde hace varios años ingentes esfuerzos para llevar al país a un sitial de referencia internacional caracterizado por la ética y la transparencia”, señaló el presidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, Jorge Juan de la Guardia.


“También se trata de una medida arbitraria” que en “la práctica constituye una imposición sobre un Estado soberano”, añadió De la Guardia en un comunicado de la Cámara.

Francia oficializó el pasado 7 de enero la actualización de su lista de estados y territorios no cooperadores en materia tributaria. En ese listado mantiene a Panamá porque la cooperación fiscal con este país “aún no ha progresado lo suficiente para justificar su retiro”, según las autoridades francesas.

Sin embargo, los empresarios panameños consideran “caprichoso” calificar a Panamá como jurisdicción de “alto riesgo” y creen que su permanencia en la lista se debe a supuestas “razones políticas”.

“Panamá trabaja para cumplir lo acordado en esta materia, lo cual incluye la corrección de deficiencias históricas”, afirmó De la Guardia.

Pese al descontento empresarial, el responsable panameño de la Dirección General de Ingresos, Publio de Gracia, reconoció esta semana que “perseguir el delito por hechos fiscales es una tendencia global” y que Panamá debe cumplir con ello y no lamentarse.

Francia y Panamá crearon en 2019 un grupo especial para fortalecer y mejorar el intercambio de información fiscal y tributaria. París reconoció “los esfuerzos realizados por Panamá” en materia de cooperación fiscal bajo los estándares del Foro Mundial de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Pero supeditó cualquier retiro de Panamá al intercambio de información sobre franceses sospechosos de fraude, entre ellos el medio millar que aparece en los llamados “Papeles de Panamá”, de los que el país centroamericano solo había ofrecido información sobre unos 50 a mediados del año pasado.

El escándalo de los “Papeles de Panamá” reveló cómo desde un despacho panameño de abogados se crearon numerosas sociedades opacas que sirvieron a personalidades de todo el mundo para evadir impuestos y blanquear capitales.

Pese a que el país centroamericano ha acelerado reformas en su sistema financiero para adecuarlo a estándares internacionales, aparece con frecuencia en listas internacionales de paraísos fiscales, como las de la Unión Europea o el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI).