Fuente: América Economía

La Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa) de Chile realizó una reunión de reflexión con empresarios y representantes de las firmas más importantes que operan en el país, en medio de la crisis social que ha generado fuertes protestas.

En el marco de la contingencia, analizaron los diversos temas que podrían incluir en su agenda con el objetivo de cooperar para que Chile salga de la crisis social. La cita fue encabezada por el presidente del gremio, Bernardo Larraín.

En ese contexto, según indicó La Tercera, acordaron añadir a futuros análisis el alza de impuestos a los altos patrimonios.

No obstante, algunos de los presentes advirtieron que aquello podría derivar en una alta carga impositiva (superior al 60%), lo cual podría afectar la inversión y provocar que los capitales se vayan a otros países de la región.

Dentro de estas opiniones, consejeros formularon críticas a la conducción del gobierno recalcando su lenta reacción a los acontecimientos y su falta de liderazgo.

En esa línea, todos concordaron en la idea de apadrinar Pymes, se comprometieron a revisar en qué situación salarial están sus trabajadores y entregar un informe al respecto.

Sobre una Asamblea Constituyente, La Tercera precisó que esa posibilidad obtuvo opiniones contrarias.

Diario Financiero agregó que los empresarios concordaron que aquello podría generar secuelas, como la llegada de “un gobierno de la extrema izquierda”.

Dentro de estas opiniones, consejeros formularon críticas a la conducción del gobierno recalcando su lenta reacción a los acontecimientos y su falta de liderazgo.

Entre los acuerdos de la jornada, estuvo mandar una carta para pedir a las empresas que vayan informando sobre las medidas que están tomando al interior de las compañías.