Fuente: expansion.com

El Programa de Estabilidad que el Gobierno remitirá la próxima semana a la Comisión Europea contendrá una sensible revisión al alza del crecimiento del PIB para este año, del 0,7% al 1% o incluso algo más, lo que a su vez vendrá acompañado de un mejor escenario para el mercado laboral.

Las nuevas proyecciones, mucho más optimistas, que está cerrando Economía, junto con la mejora de la prima de riesgo y un crecimiento de la recaudación tributaria, permitirán a Hacienda sustentar ante Bruselas que dispondrá de un colchón de unos 5.000 millones en 2015, que podrá destinarse a rebajar el IRPF, sin necesidad de que deba ser compensado con subidas del IVA y otros impuestos, según fuentes conocedoras del proyecto.

Lejos queda el Consejo de Ministros del 26 de abril de 2013, en el que el Gobierno hizo público un Programa de Estabilidad que retrasó la rebaja del IRPF un año más, subió el Impuesto sobre Sociedades y los Impuestos Especiales y se resignó al decrecimiento y a la destrucción de empleo, en un tono lúgubre que luego contrastó con la mejoría de las previsiones en verano.

A la espera de que Eurostat avale hoy definitivamente si España cumplió con el objetivo del déficit en 2013 –el Gobierno ha avanzado un 6,62% del PIB–, ya hay varios datos positivos encima de la mesa.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, dijo que la economía española ha crecido al menos un 0,2% en el primer trimestre, y algunas entidades privadas como CEOE, BBVA y La Caixa apuntan incluso que el crecimiento entre enero y marzo pudo oscilar entre el 0,4% y el 0,6%.

La recaudación tributaria ha aumentado más de un 6% en el primer trimestre, según avanzó el presidente del Gobierno el pasado 9 de abril. Con este aval, el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, ha anunciado que la rebaja del IRPF será más amplia de lo previsto y no se acompañará de ninguna subida. Una vez que el comité de expertos que ha asesorado al Gobierno presentó su propuesta de reforma fiscal el pasado 13 de marzo, que recomienda compensar una bajada del IRPF y de Sociedades con un alza del IVA y una subida de Especiales, y cuando se acercan las elecciones europeas, Hacienda mantiene el discurso de que la reforma fiscal va a traer rebajas de impuestos, sobre todo, delIRPF, que no se van a compensar con ningún alza gracias a la mejora de la recaudación.

Estos datos, unidos a la revisión al alza del PIB del 0,7% a por encima del 1%, otorgan al Gobierno un colchón para bajar el IRPF unos 5.000 millones. El próximo año esta reducción incidirá especialmente en rentas medias y bajas, los 12 millones de contribuyentes a los que aludió Rajoy en el Debate sobre el Estado de la Nación, aunque una bajada en el tramo más bajo afecta a todos en esa parte de su factura. Además, habrá trabajadores que no pagarán IRPF tras la reforma, en concreto, quienes ingresen menos de 12.000 euros, y se elevarán el mínimo personal y el familiar.

Montoro ha subrayado que va a ahondar en los incentivos en el IRPF para madres trabajadoras, y ha anunciado una rebaja del tipo nominal de Sociedades. Tanto Montoro como Ferre han descartado «tajantemente» que el Gobierno vaya a subir el IVA a algunos productos básicos como el pollo, el arroz y el aceite del 10% al 21%, según pide la comisión Lagares. La regla en la reforma fiscal «será la de no subir los tipos del IVA ni reclasificar productos del tipo reducido al general».

Eso sí, Hacienda admite que va a subir el IVA sanitario para cumplir con la sentencia del Tribunal de la UE que condenó a España a elevar estos productos del 10% al 21%. Ferre ha asegurado que tampoco van a subir los Impuestos Especiales aunque lo pida Bruselas, es decir, no va a haber alzas en tabaco, alcohol ni en hidrocarburos y sólo se va a actuar sobre los tributos medioambientales para reordenarlos, no para subirlos.

De hecho, fuentes de Hacienda insisten en la mejora de la recaudación condicionará todas las actuaciones económicas, en especial la redacción de la reforma fiscal.

El presidente del Gobierno ha pronosticado que la afiliación de trabajadores al sistema de Seguridad Social volverá a crecer en abril, tal y como hizo en los dos meses inmediatamente anteriores, datos que ayer avaló el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos. Además, Rajoy ha certificado que habrá creación de empleo neto en 2014 y ha destacado la importancia que tendrá en la recuperación el crecimiento «aún insuficiente» que está habiendo en la concesión de créditos.

El presidente también ha aludido a datos positivos como la evolución de la prima de riesgo, la retribución del bono español a diez años, el aumento de las exportaciones y de la inversión extranjera.