Fuente: El Mundo.

El Gobierno aprobará este viernes el anteproyecto de ley de reforma fiscal con la que pretende contrarrestar la subida del IRPF que el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, estableció en diciembre de 2011, solo unas semanas después de llegar a La Moncloa. En esta ocasión, la reforma incluirá una rebaja del impuesto sobre las rentas y también del Impuesto de Sociedades por una valor de unos 7.600 millones de euros.

La intención del Ejecutivo con esta rebaja, que entrará en vigor de manera escalonada en 2015 y 2016, es devolver a los ciudadanos el esfuerzo que han realizado durante los años de recesión y, con ello, impulsar la demanda interna, el crecimiento económico y la creación de empleo. La rebaja del IRPF será de 5.000 millones de euros y la del Impuesto de Sociedades, de unos 2.600 millones.

En el IRPF, impuesto del que a partir del 1 de enero de 2015 estarán exentos quienes ganen menos de 12.000 euros al año, se rebajarán a cinco los siete tramos actuales, de tal manera que el tipo mínimo, del 24,75%, se situará por debajo del 24% y el marginal, situado en el 52%, se verá también recortado, muy previsiblemente por debajo del 50%, porcentaje que algunas fiscalistas consideran “confiscatorio”. El resto de los tipos de los demás tramos también se rebajarán.

Junto a ello, se elevarán los mínimos personales y familiares, especialmente por cuidado de hijos, para familias numerosas y para aquellos hogares que tengan algún dependiente o anciano a su cargo. Lo que no se eliminará, a pesar de ser una recomendación del grupo de expertos, es la deducción por compra de vivienda para quienes adquirieron su casa antes del 1 de enero de 2013 ni se imputará la vivienda habitual en el IRPF, también una propuesta de la ‘Comisión Lagares’.