Fuente: Reuters

La agencia de calificación Fitch indica esta mañana que la suspensión temporal del límite de deuda que acordó la semana pasada la Cámara de Representantes en Estados Unidos elimina el riesgo para el rating “AAA” del país, pero lo elimina solo de manera también temporal.

Fitch explica que ahora, eliminada la distracción de una crisis de financiación a corto plazo para el Gobierno federal, Congreso y Casa Blanca tienen espacio para enfocarse en una política fiscal sostenible en el medio-largo plazo. Si ese pacto llega, Fitch reconoce que afirmará la máxima calificación para Estados Unidos, y que probablemente revisará su perspectiva a estable desde la actual negativa. Sin él, esa amenaza negativa podría resolverse con una bajada en el rating a finales de 2013.