Fuente: EFE

El Fondo Monetario Internacional (FMI) valoró de manera “positiva” y “favorable” el desempeño de la economía nicaragüense, pero recomendó tomar medidas para mantener la disciplina fiscal, informó este jueves el jefe de una misión del organismo.

“La evaluación general es positiva y favorable”, dijo el jefe de la división para Latinoamérica y el Caribe del FMI, Przemek Gajdeczka, en una rueda de prensa conjunta con las autoridades del gobierno.

Gajdeczka resaltó que “las perspectivas a corto y mediano plazo también son favorables”, y señaló que Nicaragua registró en los últimos dos años un crecimiento “relativamente fuerte, con control de la inflación por parte del Banco Central y estabilidad en el sistema financiero”.

El experto comentó que a pesar de esperar para el 2014 un crecimiento inferior al previsto para este año (5,2 por ciento), el país podrá mantener estable sus finanzas y la inflación, que se rige por un sistema cambiario de deslizamientos diarios.

El presidente del Banco Central, Alberto Guevara, celebró la evaluación del FMI y anunció que el gobierno de Daniel Ortega ya no necesita firmar un nuevo acuerdo con el organismo.

“Los buenos resultados económicos indican que Nicaragua no necesita asistencia financiera especial por parte del FMI (…) porque no existen desequilibrios financieros por confrontar”, dijo Guevara.

“A pesar de habernos graduado (…) debemos continuar con su acompañamiento como asesor de confianza”, dijo en referencia al nuevo papel que tendrá el organismo.

El Fondo sugirió al país realizar una reforma del seguro social para asegurar la entrada de flujos a la institución que, según proyecciones del propio gobierno, corre el riesgo de colapsar en dos años.

“El desafío principal es mantener la estabilidad (fiscal)”, para que el gobierno pueda cumplir con su propósito de “reducir el peso de la deuda pública en relación con el Producto Interno Bruto”, subrayó.

También debe seguir controlando la inflación y tener las reservas internacionales “por encima de tres meses de importación para reducir la vulnerabilidad de los choques externos” en su economía.