Fuente: La Prensa

El Gobierno central inició el año con un fuerte aumento en los ingresos fiscales, alcanzando en enero una de las mayores tasas de crecimiento mensuales de inicio de año, no vista desde el 2013, según datos publicados por el Banco Central de Nicaragua.

En enero el ejecutivo logró en recaudación 5,965 millones de córdobas, lo que significó un crecimiento de 17.62 por ciento comparado con el total recaudado en igual mes del año pasado. En total captó 893.9 millones de córdobas más que el año pasado, cuando se recaudó en términos globales 5,071.1 millones de córdobas. En ese lapso respecto a enero de 2014, la tasa de crecimiento había sido de 14.88 por ciento.

El repunte de 17.62 por ciento en enero está por encima del 13.4 por ciento que experimentaron de crecimiento los ingresos fiscales totales el año pasado y del 11.43 por ciento proyectado por el ejecutivo en el Presupuesto General de la República para 2017.

De hecho, en un análisis presupuestario publicado por el Instituto de Estudios Estratégicos de Políticas Públicas (Ieepp) en noviembre pasado se advirtió que el Gobierno para este año tiene metas fiscales bastantes subestimadas, lo que ocasiona que el gasto público se restrinja.

En sus estimaciones el Ieepp proyecta que los ingresos fiscales alcanzarán este año los 69,363.1 millones de córdobas, lo que equivaldría a un crecimiento real de 12.83 por ciento con relación a la recaudación total que registró el Banco Central de Nicaragua en 2016.

“Como ha sido una práctica, el Gobierno subestima su proyección de ingresos tributarios con el objetivo de mantener un margen en el presupuesto para transferir recursos, durante el ejercicio presupuestario, al BCN y aportar al logro de su meta de Reservas Internacionales, aún en detrimento del gasto social. Esta práctica que deriva en reformas presupuestarias es contraria a los principios de transparencia presupuestaria”, advirtió en su momento el Ieepp.

Además señaló que el Ministerio de Hacienda y Crédito Público debería “incluir en la iniciativa del presupuesto un anexo con la metodología que emplea para proyectar los ingresos tributarios por tipo de impuestos”.

A detalle

¿Qué impuestos en enero están repuntando con mayor fuerza? Aunque el Impuesto sobre la Renta (IR) sigue teniendo el mayor peso en su participación de los ingresos fiscales totales, este solo registró un crecimiento del 23.03 por ciento, similar al 23.15 por ciento de enero del año pasado.

En total el IR aportó 2,370 millones de córdobas de enero, equivalente a un crecimiento de 443.74 millones de córdobas.

En tanto, el Impuesto al Valor Agregado (IVA) creció 14.81 por ciento, lo que significó un ingreso adicional por 294.89 millones de córdobas. En enero del año pasado el repunte fue de 10.59 por ciento respecto al mismo mes de 2015.

En total el IVA aportó 2,407.7 millones de córdobas en el periodo de referencia. El mayor crecimiento de este impuesto se registró en el pagado a nivel interno (15.36 por ciento), seguido del importado (12.55 por ciento).

El aporte del ISC

También el Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) mostró en enero un importante crecimiento (16.70 por ciento), estimulado por la contribución obtenida vía compra de cervezas, aguardiente y rones, agua gaseosa, según reflejan las cifras oficiales. En total el ISC contribuyó con 938.1 millones de córdobas, superior a los 803.9 millones de córdobas de enero del año pasado.

Entre los aportes dentro del ISC se destacó la cerveza que aportó 166.6 millones de córdobas, lo que significó un crecimiento de 51.28 por ciento. Es decir que en enero de este año este producto dejó al erario 56.46 millones de córdobas más que en igual lapso del año pasado.

En tanto, el ISC a productos importados creció 25.16 por ciento respecto a enero del año pasado, lo que implicó 53.49 millones de córdobas más que en similar lapso del 2016. En total este impuesto aportó 265.8 millones de córdobas.

El impuesto a aguardiente y rones creció 25.64 por ciento en su contribución, es decir 11.80 millones de córdobas que en enero del año pasado. En total se obtuvo 57.8 millones de córdobas por la compra de este producto.  El aporte que ralentizó su contribución fue el que se obtiene de la venta de derivados del petróleo, el que creció 1.37 por ciento, para un aporte total 378.6 millones de córdobas.

Los desafíos

La secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena, señaló la semana pasada que uno de los desafíos importantes a superar es la evasión y elusión para aumentar los ingresos fiscales en la región. “Los desafíos actuales de la política fiscal se dan en dos ámbitos: los que presenta la coyuntura y los de mediano y largo plazo. Entre los primeros se debe cuidar el gasto social y la inversión pública, mientras que en los segundos se incluye reducir la evasión y elusión fiscal —que se mantiene alta, en torno a 6.7 por ciento del PIB promedio, unos 340,000 millones de dólares—, aumentar la carga tributaria y cambiar la estructura de los sistemas impositivos hacia una mayor participación de los impuestos directos”, señala Bárcena, en el marco de la presentación del estudio Panorama Fiscal de América Latina y el Caribe 2017, que incluyó Nicaragua.