Fuente: CentralAmericaData

La caída de $64 millones en la recaudación, lleva a la Superintendencia de Administración Tributaria de Guatemala (SAT) a reforzar el plan con el que se fiscaliza a las empresas.

“La Corte de Constitucionalidad definió que la SAT no podrá cobrar tributos, pero vamos a aplicar mecanismos que compensen”, explicó Abelardo Medina, jefe en funciones de la Superintendencia de Administración tributaria (SAT).

“Las disposiciones en las cuales no podrá recaudar la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), dijo, están en la aplicación del impuesto a la primera matrícula (Iprima) para tractores que se gravaba en 5%, las multas y sanciones económicas en la Ley de Aduanas, además de la suspensión provisional que está contenida en el artículo 27 del decreto 4-2012, que hace más estrictos los controles de pagos y gastos en efectivo que exige bancarización o uso de herramientas bancarias a partir de $4 mil, lo que representa esa cantidad”, reseña el artículo de Prensalibre.com.

El funcionario agregó que analizará la posibilidad de hacer recortes presupuestarios en otras áreas con el fin de fortalecer la fiscalización y con esto mejorar la recaudación fiscal.