Fuente: Panamá América

Panamá cuenta con un sistema tributario que representa un desafío para la política económica, ya que existe inequidad en el cobro de los impuestos, debido a que hay empresas que cuentan con exoneraciones fiscales o incentivos, mientras otras pagan más impuestos, según consideran algunos especialistas.

Indican que la cantidad de impuestos que paga una empresa en Panamá es alto, sin embargo, al hacer un análisis hay diferencias entre lo que debe pagar y lo que realmente paga.

Existen empresas que pagan altos impuestos y otras que no pagan casi nada o nada, principalmente las multinacionales.

Economistas coinciden en que debe haber una revisión del sistema tributario panameño, ya que Panamá se caracteriza por ser un país que castiga a los que menos ingresos reciben, no así a los que más ingresos generan.

“Panamá por muchos años ha tenido una cultura que propicia el tema de exoneraciones a algunas empresas bajo ciertas argumentaciones, como por ejemplo, que generan empleo, aportes al producto interno bruto (PIB), entre otras”, explicó el economista del Ministerio de Economía y Finanzas, Horacio Estribí.

Indicó que el exceso de exoneraciones genera distorsión en la economía.

En el país existen, según el MEF, 110 disposiciones de exoneraciones desde grupos sociales, industriales, entre otros, que hacen que en un momento dado, las finanzas del Estado se resientan.

Sin embargo, hasta marzo se recaudó 1,325 millones 203 mil dólares en ingresos tributarios, es decir 4.8% más que lo presupuestado, según cifras de la Dirección General de Ingresos.

Estribí señaló que existen empresas multinacionales que no pagan impuestos por exoneraciones y se aprovechan de las ventajas del sistema tributario panameño, pero, aclaran, que esta es una acción legal.

Para el presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), Julio De La Lastra, no sería prudente atacar los incentivos fiscales y condiciones de trabajo que se le han dado a multinacionales, porque fácilmente otros países se lo ofrecerían y dejaríamos de percibir la inversión y reinversión.

El economista Olmedo Estrada señala que el sistema tributario panameño no es el único atractivo por el que les interesa a las empresas estar en Panamá, sino que se ven atraídas por el centro financiero y la utilización del dólar, lo que les facilita tener dinámica y mejorar sus ingresos.

No obstante, expertos indican que cambiarles las reglas del juego a las empresas extranjeras en Panamá podría atentar contra la seguridad jurídica e incluso decidirían optar por establecerse en otro país.

Recientemente, las autoridades aprobaron hacer algunos ajustes en temas fiscales a la Zona Libre de Colón y se equiparó con las zonas francas, lo que generó descontento a los empresarios de estas zonas especiales, ya que aseguran que esta situación pone en peligro la seguridad jurídica.

La modificación a la ley de Zona Libre establece una reducción del impuesto de capital de 1% a 0.5% que también será pagado por las zonas francas, además del impuesto sobre dividendo.

En cuanto al 7% de ITBMS que en la ZLC se paga en todo, las zonas francas y áreas especiales tendrían que pagarlo sobre los servicios que reciben, mas no sobre los productos.

“Cuando hablamos de empresas extranjeras que quieren centrar sus operaciones en Panamá, ellas no lo harían si no tuvieran un incentivo”, aseguró De La Lastra.

Indicó que además de la inequidad en tema tributario también habría que revisar que más del 40% de la población no paga impuesto, ya que se dedica a actividades informales.

Destacó que el modelo económico funciona y es la razón por la que se ha logrado captar inversión extranjera directa y ha permitido tener la economía como está; las empresas están atraídas por el marco jurídico confiable y tema impositivo.

“Sería atentar contra nosotros mismos si decimos que no va haber incentivos para empresas”, dijo.

La inversión extranjera en Panamá el año pasado cerró en 5 mil millones 38 mil dólares, lo que representa un incremento de 17% con relación al 2014.

Entre los impuestos que se pagan en el país figuran Seguro Social, Seguro Educativo, dividendos, Impuesto sobre patente, impuestos municipales, Impuesto sobre la Renta, entre otros.

Estrada destacó que es necesario una revisión del sistema tributario con el de otros países que son más equitativos.