Fuente: El Economista

La industria del transporte aéreo internacional, latinoamericana y del Caribe y guatemalteca exigió  al Gobierno de Guatemala evitar el cobro de impuestos, intereses y multas “improcedentes” al gremio.

El sector reiteró al Gobierno la “necesidad” de adaptarse a los métodos aplicados a nivel mundial para calcular “el monto de la renta gravable”, pues de lo contrario se “impide potenciar la economía guatemalteca”.

En un comunicado de prensa conjunto, la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA, en inglés), la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA), y la Asociación Guatemalteca de Líneas Aéreas (AGLA), subrayaron su preocupación por recientes resoluciones que podrían orillar al sector a hacer estos pagos que “hacen insostenibles las operaciones en Guatemala”.

El vicepresidente regional de IATA, Peter Cerdá, explicó en el texto que previamente había sido expuesta la solicitud diversas instancias del Gobierno guatemalteco, logrando impulsar incluso una iniciativa de ley.

Sin embargo, Cerdá manifestó su preocupación porque mientras se discute la iniciativa en el Congreso “se han iniciado procesos administrativos cuyas conclusiones contradicen los criterios de la inciativa y se resuelven el pago de impuestos, multas e intereses en cantidades insostenibles”.

Por su parte, el director regional de ALTA, Luis Felipe de Oliveira, destacó la propuesta del Gobierno entrante que ofrece una política de “cielos abiertos”, lo cual supuestamente “impulsará el número de pasajeros, la apertura de nuevas rutas, llegada de más operadores y ampliación de operaciones existentes en el país”.

Pero “la falta de un marco regulatorio fiscal con reglas claras y competitivas limita el potencial de Guatemala, pues la aviación es una industria global que requiere previsibilidad y estándares internacionales”, zanjó.

El gremio aseguró que el sector de viajes y turismo contriubyó al PIB guatemalteco con un 8 por ciento de este, lo que se traduce en un aporte de 45.200 millones de quetzales (5.824 millones de dólares), una contribución “indirecta” de 464.000 empleos y una inversión de más de 798,9 millones de dólares.

Además, el sector aéreo aseguró que los pronósticos de crecimiento del área económica de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional estima que “el número de pasajeros con origen y destino Guatemala aumentará 1,5 veces en los próximos 20 años”.

Ese crecimiento gradual “potenciaría aún más la contribución económica del sector”, pero si no se consigue “un régimen que garantice la certeza fiscal” esos aportes económicos “podrían verse comprometidos”, concluyó el gremio.