Fuente: eldia.es

La morosidad de los ciudadanos y empresas griegas con el Estado aumentó en octubre en 1.100 millones de euros, lo que eleva la deuda acumulada en este año a 7.284 millones de euros, según los datos publicados hoy por el ministerio de Finanzas.

En total, la deuda fiscal acumulada asciende ya a 60.650 millones de euros, señaló el ministerio en un comunicado.

Respecto a la recaudación del impuesto sobre el valor añadido (IVA), una de cada cuatro personas o empresas obligadas a presentar declaración no lo había hecho en octubre.

El aumento de la presión fiscal al que se han visto enfrentados los griegos en los últimos años, sumado a la reducción de las pensiones y los salarios, ha llevado a que los ingresos disponibles hayan disminuido en un 40 % en los seis años de recesión, lo que imposibilita a muchos a cumplir con sus deudas con el Estado.

Por otro lado, el ministerio dista de cumplir sus objetivos en relación con las inspecciones fiscales, y a finales de octubre se habían realizado 211 controles frente a una meta de 596 para todo el año.

La escasez de los controles es especialmente patente entre las 27.710 personas y empresas que en los seis años de crisis sacaron 22.000 millones de euros del país.

El ministerio reconoció recientemente en una interpelación parlamentaria del diputado del partido gubernamental Pasok Apóstolos Kaklamanis que del total de 27.710 controles a realizar solo se hicieron dos, y que estas dos inspecciones llevaron a recuperar 5 millones de euros en deudas fiscales.