Fuente: El País

Un 12,6% de su beneficio global. Este es el tipo efectivo mundial que pagan en impuesto de sociedades las 134 multinacionales españolas que facturan más de 750 millones al año. Este porcentaje es inferior al tipo nominal que les corresponde, del 25% para la mayoría de grupos y el 30% para bancos y petroleras. Así lo revela la Agencia Tributaria (AEAT), que este martes ha publicado publicó por primera vez los datos del Country by country report relativos a 2016 en virtud de los compromisos adquiridos con la OCDE.

La Agencia Tributaria (AEAT) ha publicado este martes por primera vez el análisis que desglosa cuánto pagan en impuesto de sociedades las grandes multinacionales españolas en todo el mundo. Y lo ha hecho con datos relativos a 2016 y proporcionados por los mismos grupos a través del modelo 231 de declaración de información país por país, también conocido como Country by country report (CBC, en inglés). En total, 134 empresas (con 16.160 filiales, 10.967 de ellas extranjeras), con un beneficio global de 91.849 millones, sobre el cual pagaron un tipo medio efectivo del 12,6%, equivalente a 11.594 millones.

Las multinacionales que forman parte del análisis del Ministerio de Hacienda solo son las que facturan más de 750 millones de euros anuales a nivel mundial. Según la información publicada, que ofrece datos agregados y no permite conocer ni el nombre de las empresas ni el desglose por país, el tipo medio efectivo soportado no solo está lejos del nominal que les correspondería en España —el 25% para la mayoría de empresas y el 30% para petroleras y bancos—, también revela que existe una gran dispersión en los tipos.

El escueto informe lo deja negro sobre blanco: 43 de las 134 multinacionales analizadas acapararon el 49,1% del beneficio total, pero solo pagaron el 10,5% del impuesto. Es más, a 27 de ellas, con ganancias de 25.325 millones, se le aplicó un tipo efectivo ínfimo: el 0,3% sobre el beneficio en términos de caja (equivalente a 65 millones en impuesto). Por otro lado, 37 grupos soportaron una presión del 31,6%, aunque sus ganancias fueron inferiores: 18.083 millones. En términos de devengo, el tipo fiscal mundial fue del 15,5%.

“Es la primera vez que esta información se publica y es importante para tener una imagen global de las empresas analizadas. Pero, ¿es mucho o poco lo que pagan?”, se pregunta José María Durán, director del Instituto de Economía de Barcelona. “Es complicado saberlo con datos tan agregados, puede que hayan tenido pérdidas o que tributen en un país que tiene una fiscalidad más baja. Lo que tiene sentido es que en cada país se pague por el benefició que ahí se obtiene, aunque se sabe que no siempre es así”.

El análisis, “publicado con vocación de transparencia” y que según la AEAT convierte a España en “país pionero” en esta materia estadística, no tiene la intención de servir de base para una investigación fiscal. Su publicación responde a los compromisos que España ha adquirido con la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) en el marco de los acuerdos BEPS (Erosión de Bases y Traslado de Beneficios), que tratan de cerrar los agujeros de los sistemas fiscales que los grandes grupos explotan, sobre todo a raíz de la irrupción de las nuevas tecnologías, para trasladar sus beneficios a territorios con menor imposición, mermando así la recaudación de los países.

En todo caso, la Agencia explica que estos datos complementan las estadísticas que periódicamente publica, que solo dan a conocer lo que estos grupos tributan en España. Las magnitudes reveladas por los dos análisis no son sin embargo comparables al basarse en metodologías distintas, ya que el CBC considera el beneficio neto, descontadas las pérdidas. Por otra parte, las cuentas anuales consolidadas del impuesto de sociedades toman en cuenta la ganancia bruta, y su última publicación arrojó que el tipo efectivo soportado por los grandes grupos consolidados españoles en 2017 fue del 6,25% sobre su beneficio.