Fuente: publico.mex

A más de una década de iniciado el Teletón auspiciado por Televisa, 55.3 por ciento de los ciudadanos cree que éste fue creado por la empresa de entretenimiento para evadir impuestos, según se desprende de un estudio de opinión pública realizado por el Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE).

Asimismo, 7 de cada 10 mexicanos consideran que las grandes compañías de nuestro país realizan acciones de ayuda a los más necesitados porque sacan algún provecho.

En este sentido, destaca una visión negativa entre los 600 ciudadanos consultados telefónicamente por GCE en todo el territorio mexicano, aunque un tercio de la población (33.4 por ciento) consideró que Fundación Teletón es un organización desligada de Televisa y busca ayudar a los discapacitados.

Al preguntarles a los entrevistados sobre cuál consideran es el objetivo de las compañías al participar en acciones de beneficencia pública como el Teletón, sólo 18 de cada cien personas creen que las grandes empresas ayudan porque tienen responsabilidad social, en tanto que 11 de cada 100 no tienen idea de sus propósitos o no respondieron, pero casi el 70 por ciento piensan que sacan raja de esas campañas sociales.

Debe recordarse en México, el Teletón inició en 1997 con la finalidad de recaudar dinero para ayudar a la creación de Centros de Rehabilitación Infantil Teletón (CRIT) para niños con diferentes discapacidades.

En octubre de este 2014, el Comité de Expertos de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad manifestó su preocupación porque “buena parte de los recursos para la rehabilitación de las personas con discapacidad sean objeto de administración en un ente privado como Teletón.

Además, observa que dicha campaña promueve estereotipos de las personas con discapacidad como sujetos de caridad”.

En este sentido y sobre la solicitud de la ONU de no destinar fondos públicos al Teletón, el Gabinete de Comunicación Estratégica preguntó su opinión a los ciudadanos, que apoyaron la petición del organismo en 53.4 por ciento, mientras que 33.4 por ciento está muy de acuerdo con la sugerencia y 20 por ciento dijo estar algo en concordancia.

Asimismo, 22.5 por ciento dijo que no está nada de acuerdo con esta idea de Naciones Unidas y 18.9 por ciento la rechazó a secas.