Fuente: El Universal deVenezuela

El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, opositor al gobierno nacional de Ecuador, encabezó este jueves una multitudinaria concentración en rechazo de políticas gubernamentales, en particular para protestar contra la incorporación de nuevos impuestos a las herencias y plusvalía.

“El país de Correa se acabó”, proclamó Nebot en un encendido discurso ante una multitud que llenó la principal avenida, en la que flameaban las banderas albicelestes de Guayaquil, destacó la agencia DPA.

El alcalde, que aseguró que es momento “de rescatar al país”, planteó que se quiere un Ecuador “donde el derecho a prosperar tenga premio y no tenga castigo”.

“Un país libre, justo, aguerrido y unido”, enfatizó ante los congregados.

Nebot criticó el diálogo convocado oficialmente para los temas de justicia social y equidad porque dijo que “no tiene credibilidad el gobierno para convocar a un diálogo a estas alturas”.

El alcalde dudó que el ejecutivo acoja los planteamientos de la marcha y advirtió al presidente Correa “que se haga cargo de las consecuencias de lo que va a pasar en Ecuador”.

Otras manifestaciones en el país

En Quito también se desarrolló una concentración de magnitud convocada por otro político opositor, el asambleísta Andrés Páez.

Esta protesta se caracterizó por la exhibición de banderas negras y del Ecuador y gritos incesantes que pedían al gobernante ecuatoriano rectificaciones.

En tanto, el presidente Correa anunció un cambio a su propuesta de impuestos a las herencias. Dijo que no es lo mismo heredar una casa que una empresa y planteó que, para no afectar la “producción y el empleo”, se flexibilizará la tasa a la herencia a personas con negocios en marcha.

En la provincia costera de Manabí, en donde desarrolló hoy actividades, Correa reiteró en respuesta a estas manifestaciones que sus promotores no están defendiendo a los ciudadanos. “Están defendiendo como siempre sus bolsillos, su patrimonio, su concentración de poder”, expresó.

“No es que estemos contra los ricos, estamos a favor de los pobres” aclaró.

Llamado a votar en 2017

Correa, ante partidarios, dijo que está dispuesto “a entregar nuestra vida por esta revolución” e invitó a sus opositores a participar en los comicios presidenciales próximos: “Nos veremos en las urnas en el 2017”, prometió.

La agitación social que vive Ecuador desde hace más de dos semanas se impulsó por la propuesta de nuevos gravámenes a las herencias y a la plusvalía.

Autoconvocadas por las redes sociales, empezaron a registrarse protestas en las principales ciudades ecuatorianas, que obligaron al presidente a retirar sus propuestas de la Asamblea Nacional y a convocar a un diálogo nacional, medidas que no han sido suficientes para lograr la tranquilidad en las calles del país.