Fuente: economia virtual.com.py

Atendiendo los numerosos casos de evasión impositiva y de fraudes que están siendo detectados, ya sean mediante el abultamiento de costos y gastos para pagar menos impuestos, o apelando a la falsificación de facturas para obtener la devolución indebida de créditos fiscales, la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) viene encarando diversas estrategias para incrementar considerablemente la cobertura de controles a los contribuyentes, así como el alcance de las fiscalizaciones, sean éstas puntuales o integrales. 

En este sentido, la Ley Nº 2421/04 y sus reglamentaciones ha dispuesto años atrás la obligatoriedad de que determinados contribuyentes presenten sus Estados Financieros y otros informes, con el respaldo o certificación de Auditores Externos Impositivos, buscando con ello contar con una opinión profesional independiente sobre la veracidad de las declaraciones presentadas por los contribuyentes, pasando de esta manera,  a constituirse en Auxiliares de la Administración Tributaria, dentro del marco de lo establecido en el Art. 33 de la referida norma legal.

Lamentablemente, la SET ha constatado innumerables casos de informes de Auditores Impositivos que no sólo adolecen de defectos técnicos o de forma, sino que incluso en forma recurrente directamente encubren diversas irregularidades cometidas por los contribuyentes.

Ante la necesidad de la Administración Tributaria de confiar en el trabajo de los Auditores Tributarios, y a la vez obtener una razonable seguridad de la validez de los informes de Auditoría, la SET se encuentra trabajando en una nueva Reglamentación que refuerza las exigencias para la habilitación de auditores, así como los requisitos de calidad de los trabajos, estableciendo a la vez sanciones más rigurosas para los casos de incumplimiento.

La Resolución correspondiente, que está en proceso de ajustes y será emitida en los próximos días, básicamente adopta los mismos rigurosos requerimientos que los establecidos por los demás Órganos de Control, ya que se determinó la casi nula exigencia actual, en materia de formación técnica y experiencia suficientes para la inscripción en el Registro de la SET.

Esta situación se confirma con el número de Auditores habilitados. En efecto, mientras la Superintendencia de Bancos sólo tiene 31 firmas habilitadas; la de Seguros, 16; el INCOOP, 63; y la Comisión Nacional de Valores, 38; la SET tiene habilitados un total de 1.170 Auditores Externos Impositivos.

Si bien las autoridades de la SET son conscientes de que la nueva Resolución, que ha venido socializando desde hace algunos meses con los distintos estamentos profesionales, puede provocar cierta resistencia por parte de algunos profesionales que se resisten al cambio, se ratifica en la imperativa necesidad de esta medida, la cual permitirá que el Fisco disponga de la información confiable en su tarea de control, y al mismo tiempo proveerá el respaldo y el reconocimiento de aquellos Auditores que realizan un trabajo profesional de calidad e integridad, y les brindará las garantías necesarias para ejercer dignamente su profesión, prestando al mismo tiempo un importante servicio al país.