Fuente: El Mundo

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se ha comprometido hoy a que cuando llegue a La Moncloa tras las próximas elecciones generales no subirá los impuestos “ni un céntimo de euro” a la clase trabajadora, y sí a quienes ahora “no pagan”: los grandes patrimonios y fortunas.

Sánchez ha clausurado hoy en Zaragoza la conferencia autonómica del PSOE de Aragón, donde se ha perfilado el programa electoral con el que concurrirá a las elecciones de mayo, y durante su intervención ha insistido en las reformas que a su juicio son necesarias en España, entre ellas la fiscal o la educativa.

Frente a la concepción fiscal del PSOE, Sánchez ha asegurado que la derecha “confunde patria con patrimonio y luego se lo lleva a los paraísos fiscales”.

Por eso ha asegurado que España necesita un cambio seguro que ya ha empezado en Andalucía, donde el PP perdió las elecciones “no por falta de liderazgo y por la corrupción, que también, sino porque tiene una cuenta pendiente con España, porque ha gobernado en contra de la clase media trabajadora y a favor del 10 por ciento de la sociedad” durante todo este tiempo.

Un tiempo acabado

Para Pedro Sánchez, el tiempo de Luisa Fernanda Rudi en el Gobierno de Aragón y el de Marino Rajoy en el de España “ha acabado” porque éste último es un presidente asociado “al paro, a los impuestos” y a “la figura deleznable de Bárcenas”.

Éste es un Gobierno, ha agregado, que para “tapar sus vergüenzas comete la tropelía de comparar al PP con una ONG con fines sociales” y que se preocupa más por justificar el fraude fiscal del Partido Popular que “por perseguirlo”.

A su juicio, la política fiscal del PP demuestra “dureza con los honrados y mucha permisividad con los defraudadores” y por eso el PSOE va a mandar a los populares “a la oposición, para que se regenere”, para que cambie “equipos, proyectos e ideas”.

Es el PSOE el partido que “está llamado” a liderar ese “cambio seguro”, según su líder, quien ha apuntado que el Partido Socialista es un partido de izquierdas “que atrae al centro”, que representa a una izquierda “que transforma, no que protesta” y que ha demostrado cuando ha gobernado que ha sido capaz de mantener la sanidad, la educación y la dependencia “con rigor presupuestario”.

Por eso “hay que votar al PSOE”, “por las mujeres, por los mayores, por el medio rural y por los jóvenes”, para que el futuro de éstos últimos “no dependa de la cuenta corriente de sus padres”, ha enfatizado.