Fuente: El Financiero México

Si piensas salir de viaje al extranjero recuerda que siempre podrás recuperar una parte de tus gastos al solicitar al país que visitas la devolución de impuestos pagados por artículos de consumo.

Esta herramienta es poco utilizada en todo el mundo, lo mismo por ignorancia y por el temor infundado de ser un trámite tedioso, dijo Ángel Méndez Mercado, experto en finanzas personales de la Universidad La Salle.

“La gente no lo hace porque a lo mejor tiene miedo con la cosa de declarar impuestos. Como que no les gusta la idea, les da miedo”, dijo Méndez.

Y aunque cada país puede tener sus propios requisitos, lo básico para poder hacer que te regresen lo que hayas pagado en IVA, o su equivalente, es contar con los tickets.

Pero también hay otros requisitos que pueden variar como el monto mínimo de cada compra o que el establecimiento en el que hayas consumido esté inscrito en un programa especial de devolución de impuestos para turistas.

En el caso de la Unión Europea (UE), donde su sistema fiscal tiene un impuesto muy similar al IVA mexicano, el proceso puede resultar engorroso ya que los pasos pueden cambiar de tienda en tienda, pero si eres organizado no tendrás problema.

“En Europa es muy efectivo el sistema y es seguro, no se trata de engañar a nadie. Llegas con tu mercancía, muestras tus tickets, llenas una serie de datos y listo”, dijo Méndez en entrevista.

Básicamente el proceso consiste en antes de hacer una compra, avisar a la tienda para que te informen si están bajo un programa de devolución de impuestos, posteriormente tienes que demostrar que eres turista presentando tu pasaporte, y en algunas ocasiones tus boletos de avión, de acuerdo con la Unión de Aduanas e Impuestos de la UE.

Luego de este punto hay dos vías posibles: la primera es que la misma tienda te regresa el valor de los impuestos en ese momento; sin embargo, también puede darse el caso de que te cobren el impuesto, pero te den una factura que deberás presentar en la oficina de impuesto del último país de la UE que visites.

En Europa es muy efectivo el sistema… llegas con tu mercancía, llenas una serie de datos y listo”

En esta oficina te darán el valor del impuesto una vez que presentes los mismos documentos que en la tienda.

Sin embargo, si visitas Estados Unidos recuerda que este país no tiene IVA, sólo un impuesto al consumo que es controlado por cada estado, por lo que sólo dos estados cuentan con procesos para devolver impuestos a visitantes extranjeros.

Se trata de Louisiana y Texas. En ambos casos el sistema es bastante similar al europeo, pero en Louisiana te devolverán tu dinero por un monto no mayor a los 500 dólares, según el sitio especializado Louisiana Tax Free, pero en Texas ten en cuenta que debes acumular al menos 10 dólares en impuestos por tienda.