Fuente: elpais.com

La Diputación de Gipuzkoa ha anunciado esta mañana que adoptará una batería de medidas para “intensificar” la lucha contra el fraude fiscal, entre las que figuran la contratación de 10 personas para reforzar los servicios de la hacienda foral que persiguen a los defraudadores. La Hacienda foral tiene previsto crear una nueva unidad operativa en Inspección, que integrarán cinco de las nuevas plazas.

El diputado general de Gipuzkoa, Martin Garitano, y la responsable del fisco, Helena Franco, han comparecido para exponer las cuatro iniciativas que la Hacienda guipuzcoana va a poner en marcha en los próximos meses. Además de reforzar la plantilla de inspectores y técnicos especializados en gestión y recaudación, elaborará una norma foral “antifraude”, presentará el Plan de Comprobación Tributaria de 2013 y ofrecerá al resto de las haciendas vascas convenios para compartir información tributaria.

El aumento de los recursos humanos contra el fraude fiscal consistirá en lacontratación mediante una oferta pública de empleo de 10 nuevas plazas, de las cinco serán inspectores que pasará a formar parte de una nueva unidad operativa. De este modo, la plantilla de inspectores pasará de los 40 actuales a 45, un 12,5% más.

Además, se crearán otras cinco plazas de técnico superior, de los que tres estarán destrinados en el servicio de gestión (dos en el Impuesto sobre Sociedades y uno en el IVA) y otros dos técnicos de recaudación. Estas 10 nuevas plazas no estarán cubiertas antes de seis meses, según ha expuesto la diputada.

Los responsables forales esperan que de esta forma se pueda aumentar la cantidad de fraude que se aflora en la actualidad, que el año pasado ascendió a 402,88 millones de euros, un 28,9% más que en el ejercicio anterior (312,4 millones).

Garitano y Franco no han querido dar más detalles sobre las otras medidas incluidas en el plan contra este delito y anunciarán que en las próximas semanas informarán del contenido de la nueva norma foral, del plan de comrpobación fiscal y de los convenio sque quieren firmar con Bizkaia, Álava y el Gobierno vasco para cruzarse la información tributaria.

“Llegamos con la intención de modificar el sistema fiscal. Llegamos con el propósito de dar pasos hacia sistema impositivo basado en la justicia social. Ésa es la razón por la que estamos llevando a cabo diversos cambios en el ámbito normativo”, ha afirmado Garitano.