Fuente: CR Hoy

(CRHoy.com) -La jefa de la fracción parlamentaria del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Daniela Rojas, propuso aplazar por dos años el aumento escalonado del Impuesto al Valor Agregado (IVA) para los servicios turísticos.

La legisladora presentó un proyecto de ley que pretende mantener la tasa de un 4% de ese tributo durante dos años más, con el propósito de impulsar la reactivación del sector, uno de los más golpeados por la pandemia del COVID-19.

La iniciativa -que se tramita bajo el expediente legislativo 23.128- consiste en una reforma a la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas.

Esa normativa estableció que al 1° de julio de 2022 los servicios turísticos gravados con el IVA deben pasar de una tasa del 4% al 8%.

Con la iniciativa, Rojas pretende que ese incremento entre a regir a partir del 1° de julio de 2024, fecha en la que las organizaciones del sector estiman la recuperación total de su actividad económica.

Por consecuencia, el pago de la tarifa ordinaria del IVA, que es de un 13%, empezaría a regir a partir del 1° de julio de 2025.

Según la socialcristiana, si la reforma no se aprueba, a partir del próximo 1° de julio los servicios turísticos tendrían que comenzar a pagar la tasa del 8%, una condición que impactaría de forma negativa la recuperación del sector.

De acuerdo con la Organización Mundial de Turismo (OMT), el impacto en este sector representó la pérdida de $4 billones del PIB a nivel mundial. Costa Rica no es la excepción. Previo a la pandemia, el turismo generaba cerca de $4.000 millones por concepto de divisas, y en el año 2021 la cifra fue de apenas $1.533 millones, una variación del -38,5%”, sostuvo la diputada.

La legisladora mencionó que en Costa Rica el 85% de las empresas dedicadas al turismo son pymes y que las mujeres representan el 54% de la fuerza laboral destacada en hoteles y restaurantes.

También dijo que los cantones en los cuales se realiza la actividad turística son zonas con bajos índices de desarrollo.