Fuente: El Mundo CR

El diputado del Partido Liberal Progresista (PLP), Jorge Dengo, con el objetivo de aliviar la carga impositiva que pagan los costarricenses, fomentar los encadenamientos económicos y productivos y reactivar la economía, presentó a la corriente legislativa el proyecto 23.267 Ley para Proteger al Arrendatario Contra la Fijación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) en el Alquiler de Vivienda.

La iniciativa busca eliminar el cobro del impuesto del valor agregado a los alquileres de vivienda, que en la actualidad pagan los arrendatarios de bienes inmuebles cuando la renta mensual excede el uno punto cinco (1,5) del salario base.

Según el diputado «es un error cobrar el IVA a las personas que alquilan una vivienda porque esta actividad no aporta ningún valor agregado en la venta de bienes o en la prestación de servicios. Esa es la naturaleza de ese impuesto y en el arrendamiento de una vivienda, no hay cadena de valor alguna».

Para Dengo «el costo para alquilar viviendas o apartamentos ha venido en aumento en el último año, afectando considerablemente el costo de la vida de las personas, por eso se presentó esta iniciativa».

«Otro punto importante para derogar este impuesto es que el IVA se cobra al arrendatario y su condición no se encuadra dentro de la definición de contribuyente que tiene Ley 6826 de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas para este tributo», añadió el legislador.

El congresista agregó, que esta situación se agrava a con la reciente resolución publicada por el Ministerio de Vivienda y Asentamientos Humanos en el Diario Oficial La Gaceta, la cual abrió la posibilidad para que los alquileres puedan subir hasta un 10,05% cuando se cumpla un año de contrato.

Además, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) señaló que el costo de alquilar una casa o apartamento aumento de manera acelerada desde el año pasado en Costa Rica.

Según el Índice de Precios de Alquiler de vivienda que calcula el INEC, en diciembre del 2020 ese indicador tenía un valor de 100 y a partir de ahí se miden las variaciones en el costo de alquilar. Desde esa fecha tardó ocho meses (de diciembre 2020 a agosto 2021) para llegar a 101, pero luego le tomó cuatro meses para llegar a 102 (diciembre 2021) y desde entonces, en tan solo dos meses, llegó a 103 (febrero 2022).

Ese cambio de 100 a 103 en el índice significa que por cada ₡100.000 que pagaba un hogar en diciembre del 2020 ahora paga en promedio ₡3.000 adicionales por el mismo alquiler.

«Consideramos que con esta medida se aliviará un poco el bolsillo de los costarricenses y que se ha visto bastante golpeado con medidas como esta», concluyó Dengo.