Fuente: Monumental noticias.

Aunque Costa Rica podría alcanzar un déficit fiscal del 6% del Producto Interno Bruto (PIB) para este 2014 la Presidenta de la República, Laura Chinchilla asegura que este fenómeno económico no es culpa de ella.

A su vez la mandataria alegó que es responsabilidad de quienes no permitieron el avance de la reforma tributaria que ella impulsó al inicio de su administración.

Recordemos que el Plan Fiscal promovido por la actual administración si bien superó el eslabón de la Asamblea Legislativa, se estrelló en la Sala Constitucional donde fue declarado inconstitucional por contener vicios de procedimiento.

Este fue el segundo intento de una administración por impulsar una reforma centrada en crear más impuestos que ayudarán a estabilizar las finanzas públicas, que en el acumulado de enero y febrero del 2014 acumula más de 325 mil millones de colones.

Eso equivale a un 1.2% del Producto Interno Bruto de la nación. Chinchilla asegura que ella no considera este como el principal problema que hereda a la nueva administración a entrar en mayo de este año.

A su vez la mandataria aseguró que tanto ella como su equipo de gobierno han estado anuentes y disponibles para iniciar el proceso de diálogo para discutir este problema lo antes posible.

Un nuevo informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) revela el peligro de las políticas sociales por este indicador económico.