Fuente: Ministerio de Hacienda

La aprobación este lunes de dos préstamos de apoyo presupuestario por un total de US$500 millones con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por un monto de US$250 millones cada uno, constituye un paso más en el proceso de ajuste fiscal.

Estos créditos, tienen como objetivo apoyar el presupuesto de la República con el fin de fortalecer la sostenibilidad fiscal, mantener la estabilidad macroeconómica en el corto y mediano plazo y apoyar la recuperación económica sostenible de Costa Rica.

“La aprobación de estos créditos con el BID es de la mayor importancia para Costa Rica pues nos permite tres pasos claves: 1) sustituir deuda cara por deuda barata; 2) Fortalecer las reservas internacionales del Banco Central mediante la inyección de divisas frescas y 3) Mantener las buenas relaciones con el BID que ha resultado un socio central en el proceso de estabilidad fiscal de nuestro país”, manifestó el ministro de Hacienda, Elian Villegas Valverde.

El primero de los créditos contempla recursos de apoyo presupuestario con la finalidad de aumentar el gasto relacionado con la emergencia sanitaria y apoyar a hogares y empresas afectadas por la crisis. Tiene un plazo de amortización de siete años y un período de gracia de tres años.

El segundo préstamo apoya reformas estructurales para mejorar la efectividad del marco institucional macro fiscal, aumentar la eficiencia y progresividad del sistema tributario y mejorar la eficiencia y equidad en la gestión del gasto público. Tiene un plazo de amortización de 20 años y un periodo de gracia de 5,5 años.