Fuente: El Observador CR

El jefe de fracción del Liberal Progresista, Eliécer Feinzaig, manifestó su preocupación por la resolución 200022-023955 de la Sala Constitucional, que entra a analizar el concepto de territorialidad en el impuesto sobre las utilidades.

Para el legislador «tiene elementos muy preocupantes, porque esta resolución sujeta rentas extraterritoriales al impuesto sobre las utilidades, lo cual no tiene nada que ver con el hecho generador del impuesto que según la ley costarricense tiene que ver con el criterio objetivo de territorialidad».

«Según la ley costarricense el impuesto sobre las utilidades se cobra sobre rentas generadas en el territorio costarricense, independientemente de la fuente, no importa si esas rentas se generaron en Costa Rica con capital extranjero o si esas rentas se generaron en Costa Rica con capital costarricense», agregó.

Feinzaig insistió en que «el impuesto se cobra sobre las rentas generadas en territorio costarricense, eso ha sido así desde hace varias décadas, eso esta clarísimo en la ley, y sin embargo, ahora la Sala IV se sale con un criterio a mi juicio bastante jalado de los pelos, con muy poco análisis por el fondo de los temas tributarios (…), con muy poco criterio y amplían el concepto de la renta gravable a un concepto de extraterritorialidad».

«Me preocupa tremendamente que la Sala IV está legislando y eso es interferencia entre poderes de la República, la función de legislar reside en este recinto, la función de legislar es exclusiva de la Asamblea Legislativa», sostiene el diputado.

Según Feinzaig «esta decisión de la Sala IV introduce una enorme dosis de inseguridad jurídica, se convierte en un elemento disuasorio contra la inversión extranjera, ¿cuál empresa extranjera va a querer generar rentas en Costa Rica?, para que cuando repatrie su capital le digan tiene que pagar impuestos en Costa Rica sobre lo que haga con ese capital en el exterior, porque esa renta se generó en Costa Rica y ese capital se considera gravable en Costa Rica».

«Esto es lo que se conoce como renta mundial, Costa Rica no aplica la renta mundial», aseguró el legislador.