Fuente: Revistamyt.com

Esto se desprende de la investigación “Balance económico, retos y perspectivas” realizado por la Escuela de Economía de la Universidad Nacional de Costa Rica, mediante el cual se reflejan cuáles son los puntos más críticos heredados del gobierno anterior y los cuales deben ser el foco de atención de la actual administración.

De acuerdo a Roxana Morales, académica e investigadora de la UNA, en términos generales Luis Guillermo Solís tiene en frente un panorama más complejo del que tuvo Laura Chinchilla cuatro años atrás. Sin embargo, para Morales no todo es herencia de la gestión anterior.

“Hay problemas estructurales (pobreza, desempleo, concentración del ingreso) que no corresponden a una sola administración sino más bien a un modelo de desarrollo neoliberal. El país pidió un cambio, entonces el reto es cómo lograr que ese cambio revierta todos los problemas estructurales en tan poco tiempo”, aseguró.

El informe refleja que entre el 2000 y el 2013 sectores como la manufactura y la agricultura han perdido peso en la economía costarricense, mientras que actividades relacionadas al sector servicios se han posicionado en el modelo de desarrollo.

En cuanto a empleo, los expertos determinan que desde el 2010 se ha marcado una tendencia a la baja en el crecimiento del empleo formal, llegando a una tasa de crecimiento del 1.7% en abril de este año.

El desempleo es otro de los aspectos qué atender. De acuerdo al informe, la tasa de desempleo del primer trimestre del 2013 fue de 9.5%, mientras que la del mismo periodo del 2014 subió ligeramente a 9.7%. Sin embargo, si se compara con la registrada en los últimos tres meses del año pasado (8.1%) sí se denota una variación importante.

Las ventas al exterior tampoco se libraron de la baja. El mismo indica que las exportaciones acumuladas a abril del 2014 cayeron un 0.96% con respecto al mismo periodo 2013. Así mismo, resaltó que el régimen de Zona Franca sólo creció un 0.8% interanual, lo cual para Morales podría ser beneficioso en la medida que se distribuye el crecimiento en el resto del país.

En la línea de la inversión extranjera, la experta indicó que aunque esta es necesaria el país debe fomentar que haya una mejor distribución sobre el territorio nacional, de forma que no se concentre únicamente en el Gran Área Metropolitana.

“Es importante concentrar esfuerzos en cómo mejorar la inversión en infraestructura, de manera que las empresas no se queden incomunicadas ante un derrumbe, es decir, que esté acorde al modelo de desarrollo”, menciona Morales. La investigadora también recalca la necesidad de mejorar prácticas en cuanto a tramitología, estabilidad del tipo de cambio, y de coordinación interinstitucional.