Fuente: La Nación

En su afán por aumentar la recaudación de impuestos, el Ministerio de Hacienda realiza fuertes ajustes en el personal de aduanas, y en febrero lanzará una nueva versión del TICA.

Entre las medidas figuran la rotación en la planilla, el cambio de jerarca, aumento en el número de funcionarios para la Policía Fiscal, además de la aplicación de la nueva Ley para Mejorar la Lucha contra el Contrabando.

En el sector privado apoyan cambios para combatir el contrabando y elevar la recaudación, pero los importadores se quejan de trámites engorrosos.

El personal. El viceministro de Hacienda encargado de Ingresos, Fernando Rodríguez, detalló que la rotación de empleados empezó el 18 de enero y contempla el traslado de unos 60 colaboradores, 10% de la planilla.

“(La medida) ayuda a disminuir el riesgo, porque evita que los funcionarios se familiaricen con las personas que hacen trámites a diario”, explicó.

La disposición enfrentó oposición de los trabajadores, quienes realizaron un paro de labores este viernes en las aduanas Central, Santamaría y Limón, según confirmó la Asociación Nacional de Empleados Públicos (ANEP) en un comunicado de prensa.

“El paro de labores es una medida de presión, ya que el Ministerio de Hacienda no tiene mayor interés en sentarse en una mesa de diálogo para ver las formas en que se han realizado los traslados de decenas de funcionarios”, dijo Hernán Camaño, presidente de la seccional de la ANEP en Hacienda.

Rodríguez respondió que dialogaron con los trabajadores y dos veces pospusieron la medida por solicitud de ellos; no obstante, la Ley General de Aduanas permite la rotación de puestos.

El nuevo TICA

En relación con la nueva versión del TICA (Tecnología de Información para el Control Aduanero), que es el sistema utilizado por Hacienda para realizar trámites, Rodríguez señaló que la plataforma actual es un programa que se descarga en la computadora y cubre el 80% de la legislación aduanera.

Al contrario, el nuevo sistema funcionará vía Internet y cubrirá el 100% de lo que indica la ley.

La plataforma tendrá un módulo de transporte multimodal que permitirá el “puente” que se va a establecer entre el ferri de puerto Caldera (Puntarenas, Costa Rica) y el puerto La Unión, en El Salvador. El plan fue anunciado en octubre pasado y permitiría movilizar furgones con contenedores entre esos puntos.

Rodríguez detalló que no es exactamente el TICA 2.0 que se pretendía financiar con un crédito del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), pues el empréstito no ha sido aprobado, pero es una modernización significativa realizada con recursos internos.

Si la iniciativa recibe el aval, se usarían los recursos para controles como escáneres y marchamo electrónico, dijo Rodríguez.

Apoyo y dudas

Importadores y exportadores dicen apoyar, pero también piden trámites ágiles.

“Los empresarios están de acuerdo en que existan controles; sin embargo, estos claramente deben ser ágiles para que los procesos no sean engorrosos, como sucede actualmente”, opinó José Manuel Quirce, presidente de la Cámara de Importadores.

“En el caso de las aduanas, estas deben procurar que el control no se convierta en un obstáculo para los importadores y exportadores en lo que respecta a demoras y tramitología innecesaria”, añadió Laura Bonilla, presidenta de la Cámara de Exportadores.

De acuerdo con Rodríguez, ya se perciben efectos positivos de estas medidas en la recaudación de impuestos en aduanas.

Francisco Llobet, presidente de la Cámara de Comercio, señaló que los niveles de hallazgos subieron en los últimos meses.

No obstante, señaló que es necesario implementar otras medidas que ayuden a frenar esta práctica, como por ejemplo, mejora en infraestructura de los puestos fronterizos y la utilización de escáneres, entre otros.