Fuente: CR Hoy

La ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, manifestó que sería oportuno gravar a las cooperativas con el impuesto de renta, tal cual lo plantea María Inés Solís, diputada del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC).

Aguilar dio declaraciones a la salida de su audiencia en la Comisión de Ingreso y Gasto Público, lugar en el que se refirió al hueco presupuestario que dejó la administración de Luis Guillermo Solís Rivera.

La titular fue enfática en que su opinión sobre las cooperativas es personal y por tanto, no podía ser tomado como una posición del Gobierno. Por lo tanto se refirió a las mociones de reiteración que discutirá el Plenario Legislativo. La manera en que se gravan las cooperativos genera un pulso intenso.

Precisamente el sector cooperativo lanzó una campaña de educación, por lo que llama “desinformación” de sus “enemigos históricos”. En un comunicado de prensa el lunes anterior, recordaron que llegaron a un acuerdo con Hacienda “para que las cooperativas paguen más“. Las cooperativas pasarán de pagar ¢8.200 millones en el 2017 a ¢20.000 milones en el primer año de la aplicación de la ley.

Pero la jerarca de Hacienda señaló que se podría ir más allá. “Aquí canasta básica es una de las peligrosas. Yo daría oportunidad en el impuesto a cooperativas, o sea hay riesgos y oportunidades, yo en lo personal lo apruebo”, manifestó Aguilar.

En cuanto a la canasta básica, de aprobarse su exoneración, el Poder Ejecutivo dejaría de percibir ¢33 mil millones y por tanto, la Ministra consideró inoportuno buscar la forma de degradar el proyecto de ley, más de lo que ya está. Con este plan fiscal, el Gobierno busca recuperar un 1,29% del Producto Interno Bruto (PIB).

Una de las propuestas que se baraja por parte de 4 fracciones, es abrir el Plenario en Comisión General para presentar nuevas mociones, producto de las negociaciones entre el Gobierno y los sindicatos. La posibilidad no es del agrado de Aguilar.

“La única forma en que sí (lo apoyaría) es que me prometan (los diputados) bajo fe de juramento que es para aumentar el rendimiento del proyecto”, manifestó. Por el contrario urgió la aprobación de la iniciativa para generar confianza en los mercados internacionales quienes son los que prestan dinero al Gobierno.

Uno de los proponentes de abrir el Plenario a Comisión, José María Villalta del Frente Amplio, es consciente de que se requieren 38 votos, de los cuáles tendrían unos 23.

Su planteamiento lo hizo con el fin de dar una alternativa “no para el chorro de mociones (nuevas) sino para incluir cambios de forma limitada que salgan de la mesa de diálogo (entre el Gobierno y los sindicatos)”.