Fuente: La Nación

El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió de que si bien las medidas anunciadas por las autoridades para enfrentar la situación fiscal son un paso en la dirección correcta, se necesitaría una estrategia de reforma más integral para lograr la sostenibilidad fiscal a largo plazo.

“Sin embargo, el retrasar la implementación de la reforma que está en la Asamblea Legislativa, aguardando la preparación de un plan integral, solo aumentará el costo del ajuste y prolongará la incertidumbre en los mercados financieros y entre inversionistas que está contribuyendo a la desaceleración de la actividad económica”, señaló el organismo en la declaración final sobre su visita a Costa Rica, donde describe las conclusiones preliminares del personal técnico del FMI.

El organismo estima que, en un escenario de ausencia de medidas de política, se prevé que el déficit fiscal alcance el 7,2% del producto interno bruto (PIB), en el 2018, colocando la deuda del Gobierno Central en una trayectoria insostenible.

Esta cifra es levemente superior al 7,1% del PIB que estimó el Banco Central en su programa macroeconómico publicado en febrero pasado.

La ministra de Hacienda Rocío Aguilar, anunció, el 30 de mayo anterior, una serie de medidas para contener el gasto público, como el establecimiento de un monto fijo para las anualidades de los trabajadores del Gobierno Central y no un porcentaje como funciona actualmente, y la reducción del porcentaje de dedicación exclusiva para nuevos funcionarios.

Con estas medidas, y la aprobación del plan que tienen los diputados, que incluye la creación de un impuesto al valor agregado y la reforma a la ley de impuesto sobre la renta, se alcanzaría reducir el déficit del Gobierno (exceso de gastos sobre ingresos) en cerca de tres puntos porcentuales del PIB. No obstante, el Banco Mundial ha señaló que se requiere un ajuste de 4,5% de la producción.

El FMI advirtió de que es necesario comenzar a implementar las medidas propuestas lo antes posible.

“Al mismo tiempo, es importante que el Gobierno realice un análisis detallado de los ahorros esperados con cada una de las medidas consideradas en la reforma fiscal, y asegure la credibilidad de su compromiso a implementar otras reformas estructurales para lograr la sostenibilidad fiscal a largo plazo”, señaló el organismo.

Añadió que el FMI está listo para ayudar a las autoridades en la manera que estimen más conveniente.
Economía se desacelera

Sobre el desarrollo de otras áreas de la economía el Fondo expresó que la actividad económica continúa siendo sólida pero se ha desacelerado, y que la tasa de inflación, junto con las expectativas de inflación, se mantienen dentro del rango meta y considera que en este momento la postura de la política monetaria es adecuada.

“La posición externa se mantiene estable, gracias a que el fuerte crecimiento de las exportaciones de mercancías y las llegadas de turistas están atenuando el efecto negativo de la recuperación de los precios del petróleo en la cuenta corriente”, añadió el organismo.

El equipo del Fondo Monetario Internacional (FMI), que evaluó a Costa Rica, fue liderado por Trevor Alleyne, quien visitó San José desde el 12 al 15 de junio del 2018.

El equipo técnico del FMI se reunió con la coordinadora Económica Edna Camacho, la ministra de Hacienda, el presidente del Banco Central, Olivier Castro, y diputados de la Asamblea Legislativa, incluidos algunos miembros de la Comisión de Asuntos Hacendarios y de la Comisión Especial de la Asamblea Legislativa para la Reforma Fiscal.