Fuente: La República

La propuesta de renta global, que colocaría en una sola escala el cobro sobre los ingresos de las personas físicas con actividad lucrativa y asalariada, iniciando a partir de los ¢683 mil, no está cerca de convertirse una realidad.

La propia Ana Lucía Delgado, presidente de la Comisión de Hacendarios, donde se encuentra actualmente este proyecto, avisó a Monumental que la aprobación de este proyecto no se dará en breve.

“Se tienen muchas interrogantes, hay una discusión profunda y extensa que debe realizarse, y lógicamente a corto plazo no lo veo viable; existen una serie de observaciones muy válidas, y apenas se han realizado una de dos audiencias con el Ministerio de Hacienda”, dijo Delgado.

En esa primera audiencia del 22 de junio, las autoridades de Hacienda explicaron y realizaron aclaraciones en torno a la iniciativa, como que el trabajo personal dependiente, por jubilación o pensión, actividades lucrativas, las rentas de capital, las ganancias y pérdidas patrimoniales, se unen para ser consideradas en el pago de renta.

No obstante, por cuestión de tiempo ese día, esa presentación se vio reducida.

Cabe recordar que este es uno de los proyectos asociados al empréstito de $1.778 millones provenientes del FMI, y Rodrigo Cubero, presidente del Banco Central dejó entrever que bastaba con que estos estén cerca de votación, ojalá en primer debate, para el momento de la revisión de este organismo en octubre; por lo tanto, esta iniciativa ya debe estar adelantada para ese entonces.

En la Comisión de Hacendarios recientemente se han hecho consultas a múltiples actores sobre el efecto de este proyecto en cada uno de los sectores; por ejemplo, el mercado asegurador advirtiendo que implicará un costo superior al consumidor.