Fuente: La República

Definir si se somete o no a la regla fiscal en cuanto al aumento de salario para los 64 mil funcionarios de la institución, es una potestad de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y no del gobierno, indicó Nogui Acosta, ministro de Hacienda.

En declaraciones al sitio Amelia Rueda en Puntarenas, Acosta aclaró que a él no le corresponde determinar sobre el alza.

Y es que fue la Sala Constitucional la que determinó que el seguro de enfermedad y maternidad, así como los regímenes de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) y No Contributivo, están exentos de la regla fiscal, no obstante, no indica nada sobre las remuneraciones.

“Eso no significa que todo el gasto de la CCSS tiene que estar específicamente definido por estos seguros, entonces, la respuesta que le dimos a la CCSS es que tenía que hacer el análisis correspondiente a cada uno de estos seguros y lo que no estuviera incluido en estos seguros sí estaba sujeto a la regla”, respondió Acosta a ese medio.

Sobre este tema, el presidente Rodrigo Chaves ha sido un opositor declarado y hasta despidió a Álvaro Ramos como presidente de la Caja por permitir el alza salarial.

Si el gobierno permite un aumento para los 64 mil empleados de la Caja Costarricense del Seguro Social, “se abre un portillo” para un incremento general para todos los empleados del Estado, reconoció el presidente Chaves en una entrevista con LA REPÚBLICA.

“Fue una decisión muy desafortunada de quienes votaron a favor de ese aumento, yo creo que les informaron mal, pero la responsabilidad es del presidente ejecutivo que votó a favor de ese incremento sin consultarme y sin tomar en cuenta lo que usted dice, qué clase de antecedente se crea si se permite un incremento de esa naturaliza, a la vez que se le quita legitimidad a la ley 9635, entonces, él tenía que irse”, agregó Chaves.