Fuente: La Nación

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) prevé que la mejora en las finanzas públicas de Costa Rica continúe; sin embargo, advierte de que el bloqueo económico a las medidas fiscales podría tener repercusiones negativas en los mercados financieros y el tipo de cambio.

Así lo indica la Organización en su informe sobre perspectivas económicas, publicado la mañana de este 1°. de diciembre, en el cual estima un crecimiento de la producción para Costa Rica del 3,9% en el 2022, y 2,9% para el 2023.

“Se prevé que la mejora de las finanzas públicas continúe gracias a la contención del gasto público, en consonancia con la regla fiscal, e ingresos más elevados favorecidos por la mayor actividad económica”, indica la OCDE.

“Sin embargo, un bloqueo político que retrasara la aprobación de las medidas fiscales adicionales de apoyo a los planes fiscales del gobierno obstaculizaría estas mejoras y comprometería la sostenibilidad de la deuda pública, con posibles repercusiones negativas en los mercados financieros y el tipo de cambio”, advirtió y el organismo del cual Costa Rica forma parte.

Añadió que el alto grado de dolarización de la economía costarricense la expone a riesgos asociados a movimientos bruscos en el tipo de cambio, que podrían derivarse de un endurecimiento inesperado de las condiciones financieras mundiales.

Los planes fiscales que impulsa actualmente el Gobierno son los proyectos incluidos en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que incluyen, además de la Ley Marco de Empleo Público, los proyectos de renta global, reducción de beneficios fiscales (dictaminado negativo la semana pasada por la Comisión de Asuntos Jurídicos), el llamado impuesto a las casas de lujo, y el aporte solidario y temporal sobre la utilidad de las empresas públicas. Además, del impuesto a la lotería.

La organización aclaró que las proyecciones suponen la aprobación tanto de la reforma del empleo público como de medidas adicionales que aumentan los ingresos fiscales.
Perspectivas económicas

Sobre las perspectivas económicas para Costa Rica, el organismo explicó que, en un principio, el crecimiento estará impulsado por las exportaciones, y la demanda interna se irá fortaleciendo gradualmente, a medida que se vayan levantando el resto de las restricciones económicas en el primer semestre de 2022 y la campaña de vacunación vaya avanzando.

“El consumo se fortalecerá de forma más paulatina, respaldado por una mejora progresiva del mercado laboral y la aceleración de la campaña de vacunación. La inversión privada repuntará con fuerza, animada por una mejora en las perspectivas económicas. La inflación subirá gradualmente, pero se mantendrá probablemente por debajo de la tasa objetivo del 3%, ya que los recursos productivos ociosos siguen siendo elevados”, indicó el organismo.

La OCDE también considera que la política monetaria tendría que mantenerse expansiva mientras que la inflación se mantenga por debajo de la tasa objetivo del Banco Central (3%), tal y como la ha anunciado el Banco Central.

“La reactivación gradual del turismo a lo largo de 2022 y 2023 apoyará la recuperación de los sectores intensivos en mano de obra, mejorando el empleo”, indicó la organización.

No obstante, la recuperación será insuficiente para volver a llevar del desempleo a los niveles que había antes de la pandemia. Para el 2022, la Organización prevé un desempleo de 14,3% y para el 2023, de 13,4%. En el 2019, antes de la pandemia, fue de 11,8%.

Alberto González, economista del Departamento de Economía de la OCDE, detalló que el desempleo no se recuperará pese al crecimiento estimado en la producción porque la reactivación del empleo llega tradicionalmente con un rezago respecto a la recuperación de la actividad económica.

Además, a medida que mejora la economía, también vuelven más individuos a la búsqueda de empleo, y eso mitiga en parte la reducción de la tasa de desempleo.