Fuente: La República

Con el objetivo de impulsar la economía en un periodo post pandemia, los diputados aprobaron hoy en primer debate un proyecto que brinda incentivos temporales a los inversionistas, rentistas y pensionados.

El proyecto pretende que dichos sectores vengan al país con sus respectivas familias, no solo a vacacionar, sino a vivir e invertir.

En el caso de los inversionistas, la ley adopta beneficios fiscales por un tiempo determinado. La normativa actual define que se puede solicitar la residencia temporal bajo esta categoría si hace una inversión mínima de $200 mil, el proyecto modifica este monto a $150 mil.

De igual manera, el proyecto amplía el término de inversiones para que estas puedan ser también de carácter científico o de fondos de inversión.

Para todas las categorías, se otorga por un plazo determinado una exoneración de impuestos de importación presentes por una sola vez, para el menaje de su casa, así como la importación libre de impuestos de máximo dos vehículos de transporte, de uso personal o familiar.

También contiene exoneración temporal de un 20% del total del impuesto del traspaso de los bienes inmuebles que adquieran en el plazo de vigencia de la ley, siempre y cuando la persona beneficiaria sea la titular registral de los bienes. Estos beneficios fiscales se otorgan por 10 años.

“Costa Rica cuenta con las condiciones necesarias para atraer personas con capitales sanos a invertir o retirarse en el país, generando mayores oportunidades de empleo y consumo. Es una acción puntual para generar más dinamismo en la economía que se traduce también en oportunidades de empleo para los costarricenses”, afirmó la Diputada Silvia Hernández, una de las diputadas proponentes.