Fuente: La República

Los patronos y trabajadores independientes con obligaciones pendientes ante la Caja Costarricense de Seguro Social podrían tener un alivio pronto.

Esto por el avance que registra el plan que procura condonar las deudas que tienen con esa entidad por concepto de sanciones, recargos, multas e intereses no atendidos, relacionados con el pago de cargas sociales.

Eso beneficiaría a unos 117 mil trabajadores independientes.

Y para los patronos, esa condonación incluiría el principal, multas, recargos e intereses correspondientes sobre los aportes patronales para el Fondo de Desarrollo y Asignaciones Familiares el Instituto Nacional de Aprendizaje, el Instituto Mixto de Ayuda Social y el Banco Popular.

El proyecto de ley de condonación ya superó el trámite en la comisión dictaminadora y está en el Plenario para su discusión final y votación.

Antes tuvo que pasar por correcciones en su versión original, para aclarar que se trataba de una autorización de condonación para la Caja y no de una obligación, como daba a entender la primera versión.

Este ajuste era necesario considerando que este tipo de medidas requieren del consentimiento de la entidad, como reconoció el propio Departamento de Servicios Técnicos de la Asamblea.

“Esto sucede porque la Caja es una institución autónoma encargada de administrar los seguros sociales, de acuerdo a su Ley Constitutiva”, explicó Guiselle Murillo, gerente legal de KPMG Costa Rica sobre los motivos por los cuales era necesario hacer esa modificación.

Por lo tanto, la determinación de que los morosos reciban o no el beneficio será a discreción de la Caja.

Tanto Marielos Alfaro y José Luis Loría, miembros de su Junta Directiva de la entidad, expresaron meses atrás su apertura a la idea, sin embargo, advirtieron que antes deberá realizarse un estudio económico interno que muestre lo que esto representará a las finanzas de la entidad.

Reglas

A continuación, se presentan las reglas que se proponen en el proyecto que tendrían para patrones y trabajadores independientes para la condonación de deudas.

  -Solicitud expresa del patrono o trabajador independiente para acogerse a la condonación.
  -El plazo para acogerse a la condonación es de 12 meses a partir de la entrada en vigencia la ley, sea a través del pago en un solo tracto o bien a través de un acuerdo de pago con la institución.
  -En caso de tener en proceso una investigación administrativa iniciada en su contra para el cobro de periodos retroactivos, que aún no se encuentre firme en sede administrativa, para acogerse a la condonación deberá suscribir junto con la Caja un acuerdo de transacción en el cual se plasmará la condonación en los términos de esta Ley.
  -En caso de tener procesos judiciales iniciados, deberá pagar los gastos incurridos por la Caja correspondientes por concepto de honorarios, calculados sobre el monto pagado de conformidad con la transacción.
  -Trabajadores independientes: Deben estar inscritos y adeudar cuotas.
  -Patronos: La condonación comprende los adeudos pendientes de pago por multas, recargos e intereses que superen un año de antigüedad, contados a partir del momento de entrada en vigencia de esta ley.