Fuente: Delfino

El presidente de la República, Rodrigo Chaves Robles, y el ministro de Hacienda, Nogui Acosta Jaén, presentaron este miércoles durante la conferencia de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el proyecto de ley con el que las autoridades buscarán vender el Banco de Costa Rica (BCR).

El anuncio de este proyecto se realizó el pasado 16 de agosto, durante el discurso de los 100 días de gobierno. Tres semanas después, se presentan los detalles del texto que será llevado a la Asamblea Legislativa para definir si la venta se concreta.

Según señaló el presidente Chaves durante la conferencia de esta tarde:

  Vamos a firmar el proyecto de ley que estaremos sometiendo a la Asamblea Legislativa para vender y traspasar los activos y pasivos del conglomerado financiero Banco de Costa Rica. ¿Cuál es el objetivo? El objetivo es poder hacer las inversiones que el país necesita y economizar el gasto en intereses brutal que tiene este país, por concepto de la deuda pública”.

Por su parte, el jerarca de Hacienda amplió en que el objetivo de la iniciativa es que el Estado reciba ingresos con los cuáles afrontar dicha deuda, pues en el presupuesto del próximo año, presentado el pasado 1 de setiembre, el 47% de lo presupuestado tiene como destino pagar intereses y amortizaciones:

  El 47% del presupuesto que presentamos para 2023 es para pagar intereses y amortizaciones. El impacto que este proyecto pueda tener se refleja en crear espacio para que el gobierno pueda dedicarlo a hacer lo que le corresponde: transferencias de grupos vulnerables, construir obra, y en términos generales mejorar la calidad de vida de los costarricenses”.

A su vez, Chaves agregó que “lo que pagamos en intereses mejor lo invertimos en carreteras, hospitales, que haya más policías, y en general, mejorar los servicios de la gente”.

  A estas cosas no se le puede poner precio anticipado pero calculamos que podríamos recoger entre un 2.7% del PIB y un 3.0% del PIB y eso es muy importante para que el Estado reduzca su deuda y pueda hacer las cosas que el Estado tiene que hacer. Eso incluye la venta de BICSA también”.

Si bien la Presidencia de la República no ha pasado los textos completos del proyecto de ley, pues según una consulta realizada por Delfino.cr a la oficina de prensa, los comunicarán “en cuanto los tengamos”, Chaves adelantó que la venta se realizará “con un asesor financiero reconocido internacionalmente que se seleccionará de acuerdo a los estándares de probidad y de capacidad técnica”.

El presidente agregó que la iniciativa no tendrá impacto en las actividades que hace el Banco de Costa Rica como los depósitos judiciales, los trámites de licencias y pasaportes o los aportes a las becas de Comisión Nacional de Préstamos para Educación (CONAPE), pues estas pasarán al Banco Nacional.

  Esto no es cerrar el banco, bajo ningún punto de vista, es continuar con las operaciones del banco en otras manos y por eso no solo vamos a ver cuánto va a pagar las entidades que tengan interés en comprar esta institución, ya sean nacionales o internacionales, sino también los planes de continuidad, de mantenimiento del personal, etcétera”, agregó Chaves.

Presidencia espera que con estas ventas, a las que se sumarán las del Banco Internacional de Costa Rica (BICSA) y el 49% de las acciones del Instituto Nacional de Seguros (INS), se ahorre, para el año 2030, un total de 600 mil millones de colones solo en intereses de la deuda.

Chaves afirmó que el Ministerio de la Presidencia va a presentar el proyecto a la Asamblea Legislativa “en pocas horas”, por lo que se espera que en el transcurso de la tarde se conozcan los detalles del texto de la iniciativa.