Fuente: La Nación

La producción del régimen definitivo, que abarca las empresas que no tienen beneficios fiscales, prácticamente recuperó en setiembre del 2021 el valor que tenía en febrero del 2020, antes de la pandemia.

Según los datos del Índice Mensual de la Actividad Económica (IMAE) que publicó este 11 de noviembre el Banco Central, en febrero del 2020, antes de la pandemia, el nivel de producción, medido con la tendencia ciclo (excluye factores irregulares y estacionales) era de 103,53 y en setiembre del 2021 alcanzó un 103,37. Este índice tiene un valor igual a 100 en el 2017 y a partir de ahí se miden los cambios.

El régimen definitivo tiene cerca de 140.000 productores, dedica buena parte de su proporción al mercado interno y abarcaba en el 2017, último dato disponible, el 90% de la producción del país.

La producción de este régimen aumentó en setiembre un 9,5% respecto al mismo mes del año anterior. Esta tasa está influida por el efecto base (que se compara con un periodo en el cual la producción era más baja por la pandemia).

El otro régimen es el especial, el cual tiene beneficios fiscales e incluye a las empresas en Zona Franca y Perfeccionamiento Activo. Este componente sigue con altas tasas interanuales (de cada mes respecto al mismo mes del año anterior) de crecimiento (20,5% en setiembre), pero menores a las que tuvo en meses anteriores.

En su comentario, el Banco Central explica que en setiembre del 2020 el régimen especial recuperó el nivel de producción que tenía antes de la crisis por lo que el crecimiento de setiembre del 2021 no se debe al efecto base sino a la mayor demanda externa de este tipo de productos.

La actividad económica total aumentó un 11,5% en setiembre del 2021 respecto al mismo mes del año anterior. La producción total había alcanzado desde junio pasado el nivel de producción que tenía antes de la pandemia.

En setiembre 2021 el nivel de producción total supera en 2,7% al de febrero de 2020 (último mes prepandemia), indicó el Banco Central en el comentario.

El crecimiento de la actividad económica es congruente con el aumento en el número de personas con trabajo y la baja en el desempleo que muestran las encuestas continuas de empleo. No obstante, todavía el mercado laboral no se recupera completamente de la crisis.

Al tercer trimestre del 2021 el desempleo alcanzó un 15,3%, por encima del 12,5% que había en el primer trimestre del 2020.
Por industrias

En su comentario, el Banco Central explica que los datos del noveno mes del año indican que el proceso de recuperación de la actividad económica se extiende a la mayoría de las industrias.

“No obstante, lo anterior, algunas actividades aún no logran alcanzar los niveles de producción observados en febrero del 2020 como es el caso de los servicios de transporte y almacenamiento, y los de hoteles y restaurantes”, explicó la entidad.

Tampoco recupera el nivel de producción los servicios de administración pública, particularmente por la austeridad fiscal que ha limitado el crecimiento del gasto primario corriente.

La actividad agropecuaria creció 5,1 % en setiembre de 2021 respecto al mismo periodo del año previo, principalmente por la mayor demanda externa de piña y la manufactura creció por sexto mes consecutivo a tasas de dos dígitos. En setiembre esta última registró una variación interanual de 16,5 %, por la mayor manufactura de implementos médicos, productos alimenticios, jabones, sustancias químicas, hierro y acero.

La construcción creció 20,8 % por la mayor edificación con destino privado (32,4%) y el comercio 12,9% por la mayor comercialización de productos alimenticios, artículos de ferretería, materiales de construcción, combustibles y vehículos. Además, coadyuvó el incremento en los servicios de reparación de vehículos, demandados principalmente por los hogares.

Los servicios registraron un crecimiento interanual de 11,3% en setiembre 2021.