Fuente: Ministerio de Hacienda

“El presupuesto 2022 cumple con los parámetros establecidos legalmente en relación con la regla fiscal, y además, el gasto corriente del 2022 será inferior en 0,7 puntos porcentuales del PIB respecto al gasto corriente del 2021, lo cual evidencia el alto compromiso del Gobierno con el cumplimiento de la regla fiscal”, indicó Elian Villegas Valverde, ministro de Hacienda.

Con la entrada en vigencia de la Ley 9635, Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, se crearon una serie de herramientas para la gestión de las finanzas públicas, cuyo propósito es el logro de la sostenibilidad fiscal del país.

Una de esas herramientas, es la denominada regla fiscal, la cual se norma en los artículos 9, 10 y 11 del Título IV de la Ley 9635.  Esta regla establece un límite al crecimiento del gasto (corriente o total) en función del comportamiento observado en dos variables: i) la tasa promedio de crecimiento interanual del Producto Interno Bruto (PIB) nominal de los últimos cuatro años previos a la formulación del presupuesto nacional y ii) la relación del saldo de la deuda total del Gobierno Central con respecto al PIB nominal.

Para el presupuesto nacional del ejercicio económico 2022, se cumple el supuesto establecido en el inciso d) del artículo 11 del Título IV, el cual señala que, si la deuda es igual o mayor al 60% del PIB, el crecimiento interanual del gasto total no sobrepasará el 65% del promedio del crecimiento del PIB nominal.

Como se observa en el cuadro anterior, el techo de crecimiento que se debe aplicar al gasto total es de un 1,96%.  Es importante indicar que el gasto total corresponde a todos los egresos que se incorporan en el presupuesto nacional, salvo los egresos cuyo destino es la atención de la amortización de la deuda.

El gasto total presupuestado es de ¢8.725.206 millones, en comparación con los ¢8.569.021 millones del presupuesto inicial del 2021.  En otras palabras, el presupuesto del 2022 tiene una tasa de crecimiento del 1,82%, cuando pudo haber sido hasta del 1,96%.  Por tal razón, el Ministerio de Hacienda reitera el cumplimiento de la regla fiscal para el proyecto de presupuesto nacional para el ejercicio económico 2022; tal y como fue consignado en la exposición de motivos de dicho proyecto de presupuesto.

Contar con un presupuesto dentro de los parámetros de la regla fiscal, le permite al país mostrar una tasa de crecimiento de apenas el 1,7% en el gasto corriente sin intereses, lo cual evidencia que la tasa de crecimiento del gasto corriente total del 2,2% se debe a la variación que experimenta el rubro de intereses, que muestra un crecimiento del 3,6%.  Valga señalar, que la variación del rubro de intereses es la menor registrada en los últimos seis años.

En el proyecto de presupuesto para el 2022, el gasto corriente representará un 20,3% como proporción del PIB, comparado con el 21,0% del PIB en el presupuesto inicial del 2021. Esto evidencia, una reducción de 0,7 puntos porcentuales como proporción del PIB, es decir, el gasto corriente efectivamente crecerá menos que lo que crecerá el PIB para el 2022, lo que demuestra la efectividad de la regla fiscal en establecer límites al gasto (gasto corriente o gasto total) y alcanzar una sostenibilidad fiscal.