Fuente: El Mundo CR

La Fracción del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), anuncia que no apoyará ningún proyecto de la agenda con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que contenga nuevos impuestos que golpeen el bolsillo de los costarricenses.

Los socialcristianos consideran que la agenda está mal planteada, cargada de más impuestos y completamente contraria a las necesidades del pueblo costarricense.

«El Gobierno nunca valoró las opciones planteadas por la fracción para generar recursos frescos. Pusimos sobre la mesa proyectos como el de hidrogeno verde, generación distribuida, amnistía en cargas sociales y la necesidad de avanzar en la ampliación de la inversión en fibra óptica, del espectro en 5G y una verdadera agenda para reactivar la economía», señaló el jefe de fracción Pablo Heriberto Abarca.

A lo largo de 3 años, el Poder Ejecutivo fue incapaz de realizar recortes sustantivos del gasto público, plantear una verdadera reforma del Estado y renegociar la deuda pública.