Fuente: CR Hoy

Los diputados Pablo Heriberto Abarca y Silvia Hernández, de los partidos Unidad Social Cristiana (PUSC) y Liberación Nacional (PLN), cuestionan la conveniencia de que el país incluya dentro del sistema tributario el impuesto de renta mundial, una propuesta que pondrá sobre la mesa el diputado oficialista, Welmer Ramos y otros legisladores.

El plan busca que todas las rentas de los ciudadanos, nacionales o residentes, sean gravadas, sin importar donde se hayan generado, es decir, tiene la intención de gravar la riqueza generada por las personas físicas o jurídicas residentes fiscales en Costa Rica, dentro o fuera del territorio nacional. Para el diputado socialcristiano Pablo Heriberto Abarca la propuesta atentaría con la imperiosa necesidad de atraer más inversiones al país para que se generen puestos de trabajo.

“El tema de impuestos no debería ser la prioridad y deberíamos más bien de estar buscando quitar trabas y acomodar las cosas para que más gente pueda venir aquí al país para invertir y producir. Hay otros países que lo están haciendo y les está yendo bien, pero si lo que queremos es espantar la inversión, pongamos impuestos, hay que quitar trabas y habilitar las cosas”, dijo Abarca.

Silvia Hernández, quien preside la comisión de Asuntos Hacendarios del Congreso dijo que esta propuesta debería discutirse en el marco de una reforma integral y cuestionó, como dice Ramos, que sea “un estándar” contemplado dentro de los requisitos que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) exija a sus países miembros.

Hernández también cuestionó que la propuesta no ofrezca estimaciones y consideraciones sobre lo que esto implica para los contribuyentes y para la Administración Tributaria.

“El problema de fondo que tiene esta iniciativa es que pretende incluir el criterio de renta mundial en el actual sistema de imposición sobre la renta, como si así se redujera la elusión. Estas discusiones deberían darse en el marco de una reforma integral al sistema de imposición sobre la renta costarricense, que está claramente obsoleto. Sin embargo, se presenta como un retoque y sobretodo sin estimaciones y consideraciones sobre lo que esto implica para los contribuyentes y para la Administración Tributaria. El criterio de renta mundial no es un estándar de la OCDE como dice Welmer Ramos, es un criterio de sujeción que permite a los Estados gravar a sus residentes según sea su capacidad económica total. Me parece inaudito que este proyecto de ley así como está tenga la bendición del Director General de Tributación, como lo señalan algunos compañeros”, dijo la liberacionista.

En días recientes el diputado de Nueva República y presidente de la comisión dictaminadora de los proyectos de la OCDE, Jonathan Prendas también cuestionó al plan en el marco de la búsqueda de una ruta de reactivación del empleo. Prendas dijo que antes de pensar en este proyecto, se debe exigir al gobierno a mejorar su recaudación y a luchar de manera más eficiente contra la evasión y la elusión fiscal y el contrabando.

“Costa Rica lo que ocupa es facilidad, inversión y ser de puertas abiertas para la inversión. No podemos restringir y poner amenazas de más impuestos a quienes quieren venir a invertir y contratar personal”, dijo Prendas.


El proyecto lo impulsa el legislador oficialista Welmer Ramos, las liberacionistas Franggi Nicolás y Paola Valladares y la socialcristiana, María Vita Monge.

El diputado dijo que el tema lo ha conversado desde hace semanas atrás con autoridades del Ministerio de Hacienda. Aseguró que esta legislación es necesaria, sobre todo después que la investigación de los Panamá Papers demostrara que el país es “un coladero para que paguen impuestos unos pocos”.