Fuente: La Nación

El Registro Nacional tramita en estos momentos el proceso de disolución de 113.538 personería jurídicas que acumulan al menos tres periodos de mora en el impuestos a las sociedades.

Hasta octubre de este año se registraron 336.534 sociedades morosas, de las cuales 266.387 adeudan tres años.

La Sala Constitucional declaró inconstitucional este tributo a partir del 2016, pero dispuso que se pagaran el 2015 y los años anteriores morosos.

Las sociedades que no cancelen el tributo por más de tres periodos se exponen a la disolución de la personería jurídica, advirtió el Registro.

Estas deudas acumulan intereses que se actualizan cada seis meses por parte de la Dirección General de Tributación. Actualmente, la tasa es del 12,37%.

Consejos

Si debe este tributo o está por disolverse su sociedad, existen algunos puntos útiles para ponerse al día.

Para evitar el cierre de una sociedad, deberá pagar la totalidad de los periodos adeudados o gestionar un arreglo de pago ante la Contraloría de Servicios del Registro Nacional. La Administración puede otorgar arreglos de pago hasta por 24 meses.

La cancelación de la primera cuota se debe realizar el día de la formalización del fraccionamiento de pago, acción que debe ser repetida hasta cumplir con la cantidad de abonos pactados, o hasta el momento de realizar la cancelación –inclusive de manera anticipada– del total.

El propietario de la sociedad debe tomar en cuenta que la disolución de una persona jurídica morosa no es causal de extinción de la obligación tributaria.

Si ya se publicó en La Gaceta la disolución de su sociedad, existe un plazo de 30 días para presentar la oposición en sede judicial.