Fuente: CRHoy.com

Los integrantes de Canatur han manifestado su oposición a la retención del impuesto sobre la renta que pretende hacer la Dirección General de Tributación del Ministerio de Hacienda a los pagos con tarjeta de crédito.

La medida, según confirmó el viceministro de Ingresos, Fernando Rodríguez, se aplicará a partir de noviembre y no se rebajará el 2%, sino 1,77%, debido a que “no se puede hacer una doble imposición”.

El director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Costa Rica, Alonso Elizondo, mencionó que la medida afectará el flujo de caja de las empresas que reciben tarjetas de crédito y débito y que ya de por sí el costo bancario es muy alto.

“Creemos que la política contrae el esfuerzo que se ha hecho para incentivar el uso de tarjetas en los comercios por ser más seguros”, destacó.

A esta medida se suman otras de las que hemos venido hablando dijo Elizondo y están relacionadas con el alto costo de los servicios públicos.

“Los impuestos afectan igual a las empresas grandes como a las pequeñas, pero sin duda alguna, no contar con liquidez golpea más a estas últimas”, dijo.

Pablo Heriberto Abarca, presidente de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur), mencionó que la medida afecta a las agencias de viajes, restaurantes y hoteles.

“El tema no es que se pague o no, lo que pasa es que 95% de las compras se hacen hoy por tarjetas de créditos y eso afecta el flujo de caja y el cobro será más rápido y no trimestral mediante pagos parciales como se hacía antes”, explicó.

Abarca dijo que se nombró una comisión liderada por la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones de la Empresa Privada (Uccaep) para que busque una solución con el Gobierno y que está siendo liderada por Allan Saborío.