Fuente: La Prensa Libre

El ministro de Hacienda y primer vicepresidente, Helio Fallas, anunció ayer que su cartera podría reconsiderar que la migración del Impuesto sobre Ventas al Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA) no implique un aumento del 13% al 15% si se logra aprobar el proyecto de ley antievasión fiscal.

Ante esto, el presidente de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep), Ronald Jiménez, reconoció que en este tipo de proyectos resulta normal que haya negociaciones, y que espera que así sea.

No obstante, advirtió que les genera preocupación las potestades que otorga esta iniciativa de ley a la administración tributaria, que incluso puede cerrar una empresa, y ve corto el margen de negociación del Gobierno en esta materia.

Por su parte, la Cámara de Industrias de Costa Rica (CICR) afirmó que no apoya el aumento en la tarifa de un 13% a un 15% de lo que sería el IVA, pues consideran que se debe revisar la lista de servicios que se estarían exonerando, al tomar como referencia lo establecido en el proyecto de Solidaridad Tributaria.

“La Cámara de Industrias ha sido insistente y consistente en que la reforma del sistema tributario costarricense debe partir de una visión integral de las finanzas públicas. En esa visión, un elemento central es la necesidad de implementar reformas estructurales de racionalización efectiva del gasto público y de reforma del Estado, así como en avanzar en mayores grados de transparencia en la ejecución del gasto público y de mecanismos efectivos de medición de su impacto más allá de aumentar el Impuesto sobre las Ventas”, señaló Enrique Egloff, presidente de la CICR.