Fuente: La República

Una fuerte contracción se anticipa en el consumo de los hogares para el segundo semestre, producto del alza en las tasas de interés y en el precio de los bienes y servicios.

Se estima que bajará de 3,6 puntos porcentuales reportado en el primer semestre a 1,9 puntos porcentuales en el segundo semestre, según estimaciones realizadas por el Banco Central.

Y es que los costarricenses sentirán una baja considerable en su economía familiar ya que tendrán que pagar más por sus préstamos en colones, al aumentar la tasa de política monetaria a 7,50%.

Se trata de la tasa más alta de los últimos 12 años, o dicho de otra forma, es el crédito más caro en más de una década.

“Esto es un bombazo para la economía y provocará que las empresas y familias enfrenten dificultades de acceso al crédito sin precedentes”, aseguró Gerardo Corrales, analista de Economía Hoy.

La tasa de política monetaria es utilizada como referencia para calcular la tasa básica pasiva que es la que se usa para establecer el pago por los créditos, sin embargo, esta no ha crecido a un ritmo tan acelerado y se ubica en 4,5%, principalmente porque los bancos se fondearon durante la pandemia y todavía cuentan con mucha liquidez.

“Se dará una disminución en el consumo de los hogares durante el segundo semestre, debido a las condiciones de incertidumbre respecto al precio de los combustibles que genera un aumento en los precios de los bienes y servicios. También, los productores verán impactos en sus niveles de producción”, destacó Elizabeth Morales, subgerente de Coopecaja.

La inflación provocará que las familias sean más precavidas con sus gastos ya que se reporta la más alta de los últimos 13 años.

La guerra entre Rusia y Ucrania, el precio de los hidrocarburos, el efecto de la inflación en USA que impacta el precio de las importaciones y la crisis de contenedores a nivel mundial, hacen que el índice de precios al consumidor suba y de paso, generando un ambiente poco amigable para la inversión y la generación de empleo.

Para tratar de controlar la situación económica adversa, el gobierno de Rodrigo Chaves promueve en el Congreso la colocación de $12 mil millones en eurobonos, lo cual, mitigaría la amenaza de una mayor presión de las tasas de interés en el mercado local.

Por otra parte, “se inundaría” la economía con dólares para el resto del año, lo cual, ayudaría a bajar el tipo de cambio del dólar que en las últimas semanas llegó hasta ¢700.

No obstante, el gobierno de Chaves y los diputados opositores están en un fuerte pulso por la colocación de los eurobonos.

Esto, porque los legisladores temen que el presidente abra la llave del gasto y por ello, están demandando informes anuales y aprobar solo $6 mil millones en la colocación de bonos, además de entregar los recursos a un ritmo de $1.500 al año.

Cuide su bolsillo

Los consumidores medirán más los gastos para controlar el impacto en la inflación y las tasas de interés.

Grettel Vásquez
Analista económica
Scotiabank

Los mayores efectos en los bolsillos de los costarricenses se sentirán en noviembre ya que el aumento en la tasa de política monetaria y en el encaje mínimo legal en colones acelerarán el incremento en la tasa básica pasiva.

Róger Madrigal
Presidente
Banco Central

El Banco Central continuará tomando las medidas que considere necesarias ante la incertidumbre del contexto internacional y eso provocará un deterioro en los términos de intercambio, una alta inflación y una demanda externa menos dinámica.