Fuente: La Prensa L.

Un total aproximado a los ¢250 millones espera recaudar la Dirección General de Tributación (DTG) a través del impuesto de salida vía terrestre, cuyo valor es de $5 por persona.

Así lo dio a conocer ayer en conferencia de prensa el director general de Tributación, Carlos Vargas, quien aclaró que la cifra correspondería únicamente si se toma en cuenta la cantidad de personas que saldrían del país por esa vía en la última semana de diciembre (cerca de 100 mil).

Asimismo, agregó que Tributación espera recaudar cerca de ¢1.750 millones en 2014 por concepto de este impuesto pues, de acuerdo con la Dirección General de Migración y Extranjería, se espera la salida vía terrestre de al menos 700 mil personas en el transcurso del año.

MODIFICAN TRIBUTO

Por otro lado, y como parte de la información suministrada ayer por esa dependencia del Ministerio de Hacienda, Tributación anunció ajustes al impuesto de salida por vía terrestre.

Entre los cambios se encuentra una modificación la forma de pago, que ya no será por medio de un entero del Gobierno, sino mediante de una transacción bancaria.

Ahora todas aquellas personas que deseen salir del país vía terrestre deberán cancelar el impuesto a través del Banco Crédito Agrícola de Cartago (Bancrédito) o bien en las sucursales de Coopealianza.

Asimismo, se habilitarán cuatro cajeros automáticos para cancelar el tributo, en los distintos puestos fronterizos (Paso Canoas, Peñas Blancas, Río Sereno-Sabalito y Sixaola).

Vargas señaló que de este pago se encuentran exentos los conductores de vehículos automotores de transporte de carga y de transporte remunerado de personas en autobuses, así como también diplomáticos y repatriados.

Todos los cambios efectuados al impuesto entrarán a regir a partir de este lunes 2 de diciembre, por lo que los mecanismos anteriores para cancelar el impuesto quedarán inválidos.

De acuerdo con la legislación vigente, el impuesto de salida vía terrestre se destina al mejoramiento de puestos fronterizos.