Fuente: CR Hoy

A partir del próximo 1 de agosto, el Ministerio de Hacienda comenzará a cobrar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) a servicios digitales transfronterizos en cumplimiento a lo dispuesto en la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas.

El nuevo cobro aplicará a toda compra de servicios que se realice en línea (Uber, Didi, Booking, Airbnb, Netflix, iTunes, etc), compra de bienes intangibles (Adobe, Avast, Norton, Nintendo, Microsoft, etc)  y como requisito que sea consumido en el país.

La entidad plantea dos opciones para lograr la recaudación del nuevo impuesto, sin embargo, algunos expertos levantan la voz ya que una de ellas expone a los contribuyentes a posibles cobros dobles del tributo.

“La opción más sana” para el contribuyente, según Priscilla Zamora, Directora General de Tributación, es que las plataformas internacionales se inscriban voluntariamente ante el Ministerio de Hacienda como recaudadores del impuesto y así sean ellos mismos quienes cobren a sus usuarios, dependiendo del servicio o producto que consuman. Sin embargo, hasta el momento, ninguna de las más de 120 plataformas en la lista de Hacienda ha hecho el procedimiento.

Por ejemplo, si Amazon se inscribiera, la plataforma se encargarían de detectar si el usuario está comprando un bien intangible, al cual se le aplica el IVA por el uso de la plataforma o un bien tangible, al cual no le aplica pues ya paga los impuestos a la hora de pasar por aduanas a su ingreso al país.  Lo mismo sucedería con Uber si el usuario utilizara el servicio aquí o en otro país.

La otra opción, que genera incertidumbre, es que sean los emisores de tarjetas de crédito y de débito quienes recauden el impuesto, y es aquí es donde se corre el riesgo que se le cobre a los contribuyentes un cargo doble, ya que los emisores no discriminarían si el producto se consumió dentro o fuera del país, si es un bien intangible o tangible que ya paga el IVA.

Manteniendo el ejemplo de Amazon, si una persona compra unos audífonos por medio de la plataforma y un libro en línea, el emisor de la tarjeta está obligado a retener el 13% del IVA por servicios transfronterizos independientemente del tipo de bien.

En el caso de Uber, si usted está fuera del país y hace uso de la plataforma con su tarjeta, el emisor estaría nuevamente obligado a realizar el cargo por el impuesto al servicio transfronterizo a pesar de que usted está fuera del país.

Aunque la ley establece que el recargo lo puede hacer el emisor de la tarjeta, expertos en materia de impuestos de la firma Grant Thornton señalan que la posibilidad de doble cobro del IVA es alta, ya que dichos emisores no tienen la forma de discriminar a cuáles servicios se les debe aplicar el recargo y a cuáles no, y mucho meno el lugar donde serán consumidos. Tampoco existe en los formularios de compra en línea una casilla para que el cliente especifique a los sistemas el tipo de compra ni su lugar de utilización.

Ante este panorama, Zamora indicó en el programa Enfoques de CRHoy.com, que ellos no pueden hacer nada al respecto y le atribuyó la situación a un vacío en la ley fiscal aprobada por los legisladores.

Explicó que lo único que la entidad puede hacer es “apegarse a la ley” y aplicar el procedimiento normal de devolución de dinero a los eventuales afectados.

Cuando se le consultó sobre cómo sería la forma de devolución, la directora de Tributación explicó que sería el proceso tradicional, donde los afectados deben acercarse a la oficinas del Ministerio de Hacienda a solicitar formalmente el reintegro y la entidad podría tardar hasta tres meses en devolver el dinero.

“El procedimiento, la estructura del impuesto fue definida como tal por el legislador y nosotros debemos cumplir la ley tal cual fue establecida. Si nosotros quisiéramos modificar esto tendríamos que devolvernos a la Asamblea Legislativa y volver a rediseñar el impuesto sobre los servicios digitales transfronterizos para evitar que sucedan este tipo de situaciones (…) hay que rehacerlo, nosotros no podemos devolvernos y cambiar esta situación, nosotros no podemos obligar a las plataformas extranjeras a venir a inscribirse ante tributación (…) Yo sé que no es el mundo ideal, pero eso es lo que está establecido en la ley”, dijo Zamora.

A Zamora se le consultó si ante los evidentes problemas, la Dirección de Tributación prepara alguna acción específica para evitar abusos en contra de los usuarios, como un procedimiento especial o un proyecto de ley rápido para corregir los supuestos errores en la redacción de la ley, sin embargo aseguró que eso se analizará una vez iniciado el cobro.

En este momento no hemos iniciado, ni siquiera iniciado el cobro del impuesto como para asegurarnos si es necesario en ese momento una modificación legislativa” dijo.

Otra de las situaciones que podrían afectar a los ciudadanos es que las tarifas diferenciadas que hay en la ley para servicios de educación (2% de IVA) o compras de tiquetes aéreos (4% de IVA) no se trasladan a las compras en línea, por lo que les podrían aplicar la tarifa plena de 13%.