Fuente: La Nación

La implementación de un sistema de información que integrará las bases de datos de 14 entidades, es clave para que la devolución del IVA funcione.

Se trata del Sistema Nacional de Información y Registro Único de Beneficiarios del Estado (Sinerube), cuya ley empezó a regir en diciembre del 2013.

Con este desarrollo se pretende escoger los hogares que recibirían entre ¢42.000 y ¢44.000 por mes, para compensar el pago del impuesto al valor agregado (IVA), si es que el tributo llega a aprobarse en la Asamblea Legislativa.

La base de datos se usará para todas las ayudas del Estado, por lo que el IVA será una función más, explicaron Carlos Alvarado, presidente del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), entidad encargada del sistema, y Fernando Rodríguez, viceministro de Hacienda.

Actualmente, el IMAS tiene el Registro Nacional de Beneficiarios, en el cual está la información de las personas que reciben ayudas estatales; no obstante, el sistema es limitado en sus funciones y la información contenida no está actualizada en tiempo real.

Por ello, desde hace dos años el IMAS trabaja en esta nueva herramienta. Este tiempo se ha destinado a crearle estructura administrativa al sistema, pues se creó como otra entidad, en lograr la autorización de los puestos por parte de la Autoridad Presupuestaria y obtener el presupuesto para operar.

En el sistema se incorpora información del IMAS, Patronato Nacional de la Infancia, la Caja Costarricense de Seguro Social, el Registro Nacional de la Propiedad y el Instituto Nacional de Aprendizaje, además de los ministerios de Educación, Vivienda, Trabajo y Planificación, entre otros.