Fuente: El Mundo CR

El jefe de fracción del Liberal Progresista, Eli Feinzaig, explicó de qué se trata y por qué urge, como país, aprobar el proyecto SIMPLE.

«La simplificación tributaria y disminución de impuestos no es solo una promesa de campaña política, es una medicina justa y necesaria para hacerle más sencilla la vida a la gente y más barata la recaudación de tributos al Estado», señaló Feinzang.

«SIMPLE es un acrónimo de Simplificación de Impuestos Para Levantar la Eficiencia, es parte de un proceso que vamos a llevar a lo largo de estos 4 años para simplificar el sistema tributario costarricense», aclaró el diputado.

Feinzang explicó que «en Costa Rica encontramos que hay 191 impuestos, de hecho antes de que nosotros hiciéramos esta investigación, lo que se creía era que en Costa Rica había alrededor de 100-105 impuestos de acuerdo con un listado que tenía publicado el Ministerio de Hacienda, nosotros nos dimos a la labor de investigar en las leyes y con diferentes instituciones y nos encontramos 191 impuestos».

Añadiendo que «más de 50 administraciones tributarias, quiere decir, más de 50 entidades que cobran esos impuestos, no hay un cobro centralizado, entonces en esa dispersión se le complica la vida a la gente, pero además se pierde un montón de dinero, nadie sabe exactamente quién paga qué y quién lo recibe».

El legislador indicó que «el proyecto que presentamos, fue un proyecto bastante sencillo, en esa lista de impuestos nos encontramos 12 que no cobran nada o cobran muy poquito y sin embargo le representan a quienes lo tienen que pagar, una carga, sobre todo en términos del tiempo que tienen que dedicar al cumplimiento de esos impuestos. No son impuestos viejos, algunos sí, pero no todos, son impuestos que están ahí en la legislación y por diferentes motivos no se cobran efectivamente, entonces como no generan nada para el fisco y no le abren un hueco fiscal, proponemos eliminarlos».

«Pero SIMPLE, es una serie de proyectos de ley, ya estamos trabajando en SIMPLE II, SIMPLE III y SIMPLE IV, que son en diferentes etapas que vamos a ir eliminando impuestos en algunos casos unificando varios impuestos menores en un solo impuesto que le recupere al Gobierno, porque no queremos dejar al Gobierno desfinanciado, pero la idea es ojala, poder terminar con un sistema Tributario con muy pocos impuestos pero bien cobrados que le generen al gobierno los recursos que necesita para poder dar los servicios», agregó.

Según Feinzang «menos impuestos por pagar es menos costo para el contribuyente en tiempo de llenado de formularios, y en costo financiero de contratación de contadores y de asesores fiscales».

«Lo que queremos es dinamizar la economía y un elemento esencial de la dinamización de la economía es devolverle a los costarricenses el tiempo que hoy pierden, cumpliendo con un sistema fiscal tan complicado y racionalizando la cantidad de impuestos, mejorando la recaudación, para que entonces el gobierno pueda dedicarse con esos recursos a dar los servicios que la población espera», concluy