Fuente: La República

La consolidación de la venta del Banco de Costa Rica no dejará nuevos impuestos a los costarricenses, aclaró el presidente Rodrigo Chaves.

El hecho de que se establezcan cargas parafiscales por medio de los desembolsos a los grupos como al régimen de Invalidez, Vejez y Muerte; el Instituto Nacional de Fomento Cooperativo (Infocoop) y a la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) no dejará efectos negativos como lo han querido denunciar algunos sectores.

“Al contrario, la venta del BCR causaría ahorros aproximados de, al menos, ¢100 mil millones al año, solo en el pago de intereses de la deuda pública. Dicho monto es superior a las cargas parafiscales que realiza el banco actualmente”, destacó el mandatario.

El Banco de Costa Rica transfirió al IVM, Infocoop y la CNE, ¢17 mil millones en el 2021.

Además, los eventuales nuevos dueños del banco continuarán pagando el impuesto de renta, probablemente sobre un monto mayor de utilidades.

Los aportes que la entidad bancaria brinda a la Comisión Nacional de Préstamos para Educación (Conape) se mantendrían, dado que estos los realizan todos los bancos comerciales, sean públicos o privados, como ya lo establece la ley.